Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias: "El PSOE puede renovarse o anclarse en el pasado y convertirse en una fuerza con mucho menos peso histórico"

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha advertido este viernes al PSOE que ante una encrucijada en la que "puede sumarse al cambio y renovarse" tras los comicios del 26-J o "anclarse al pasado y convertirse en una fuerza con mucho menos peso histórico a la hora de determinar el futuro de España".
En un artículo de opinión publicado en 'El País' bajo el título 'Somos la alternativa', el líder de Podemos reitera que tras las elecciones generales se repetirán las dos opciones de gobierno, la continuidad del PP al frente del Ejecutivo o un Gobierno con Unidos Podemos, y recuerda al PSOE que tendrá que decidir con cuál de ellas "se compromete y corresponsabiliza"
"Pero en cualquiera de los dos casos, el cambio de sistema ya se habrá consolidado y será sólo una cuestión de tiempo el momento del cambio en el ejecutivo", advierte a la formación liderada por Pedro Sánchez.
En cualquier caso, el secretario general de la formación morada se muestra convencido de que "la vieja socialdemocracia, decida lo que decida tras el 26-J, seguirá siendo una fuerza política fundamental y un aliado necesario" para Podemos. Aunque, alerta, "su peso específico como alternativa de gobierno a los conservadores estará determinado por la decisión que tome ahora".
"Tras el 26-J el PSOE puede sumarse al cambio y renovarse o anclarse al pasado y convertirse en una fuerza con mucho menos peso histórico a la hora de determinar el futuro de España", enfatiza.
En su artículo, Pablo Iglesias señala, en clave interna, que la formación que lidera se enfrenta en estos comicios a dos desafíos: asumir que sólo podrá gobernar mediante una alianza "con la vieja socialdemocracia" y abrir un complejo diálogo para dar una salida institucional-constitucional por vías democráticas a la pluralidad de España.
Y, sobre este último punto, recuerda: "Una nueva idea de España en Europa, plurinacional y en la que los derechos sociales estén garantizados en el marco de un nuevo modelo productivo, no podemos construirla solos; requiere de amplias alianzas, sociales, políticas y con sectores estratégicos del empresariado, tanto en nuestro país como en Europa".