Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Iglesias, dispuesto a propuestas que no le "entusiasmen" por un gobierno a la valenciana

Iglesias y Sánchez llegan juntos al CongresoEfe

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha confirmado este jueves que su formación está dispuesta a "ceder" para rebajar el alcance de algunas de sus propuestas clave, como la reforma fiscal, el aumento del gasto público, o la relajación del déficit, y asumir propuestas que no les entusiasmen si eso sirve para pactar con el PSOE un gobierno de progresos y de coalición "a la valenciana".

"Cuando se negocia en política tenemos que estar dispuestos a ceder. Nuestro programa nos parece un buen punto de partida pero estamos dispuestos a hacer cesiones, aunque no puede ser uno solo", ha asegurado en una entrevista en la Cadena Ser, recogida por Europa Press.
El líder de Podemos, ha asegurado al ser preguntado sobre las notas en su cuaderno que captaron las cámaras de Cuatro durante la rueda de prensa posterior a su reunión con el líder del PSOE, Pedro Sánchez; unas notas en las que bajo el título 'Cesiones que he trasladado' Iglesias enumeraba cuatro propuestas que suponen una rebaja respecto a las medidas que llevó Podemos en su programa electoral.
En las notas difundidas por la citada cadena de televisión, que recoge Europa Press, Iglesias escribió que están dispuestos a "reducir el déficit a un ritmo mayor" del que figura en el programa de Podemos, "aceptar una reforma fiscal menos redistributiva" de lo que le gustaría al partido morado, "elevar el gasto en 60.000 millones y no en 90.000" como proponían en su programa y "derogar sólo la última reforma laboral", es decir, la aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy y no la del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.
"Estamos dispuestos a hablar de cosas e incluso a asumir propuestas que no nos entusiasman", ha reconocido, en una entrevista en la que también ha vuelto a dar a entender que el referéndum en Cataluña ya no es línea roja para Podemos, sino que aceptarían, en su lugar, que se abriera un diálogo entre el PSC y En Comú Podem -sus socios catalanes_para buscar una solución de consenso a la crisis territorial, tal y como el propio Iglesias trasladó este miércoles a Sánchez.