Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imbroda dice que su "conciencia está tranquila" después de que la Fiscalía apoye que el TS le investigue

Por indicios de "al menos" un delito de prevaricación en la contratación de un abogado externo para ejercer la defensa en algunos casos judiciales
El presidente de Melilla, Juan José Imbroda (PP), tras conocerse que la Fiscalía ha informado a favor de que el Tribunal Supremo asuma la competencia para investigarle por indicios de "al menos" un delito de prevaricación en la contratación de un abogado para ejercer la defensa de la Ciudad Autónoma en algunos casos judiciales, ha dicho que tiene "la conciencia tranquila".
En una rueda de prensa de urgencia, Imbroda ha defendido su actuación en este asunto y ha dicho que cree que la denuncia "tendrá poco recorrido porque la justicia ha de imperar".
El también senador del PP ha destacado que "siempre respetaré las decisiones judiciales, pero siempre habrá una última que sea la que determine lo justo", por ello ha admitido que "hasta tanto hay que esperar".
En cualquier caso, ha asegurado que "lo mejor de una conciencia tranquila es que no te pueden callar. Lo intentan pero la verdad triunfa. Seguro". Juan José Imbroda también ha criticado a quienes han hecho posible esta situación y, sin dar nombres, ha destacado que "las manipulaciones y la indefensión forzada en un Estado de Derecho deben ser penadas, sea quien sea el que las posibilite".
El presidente de la Ciudad Autónoma ha defendido la legalidad de los pagos a los abogados externos contratados por su Gobierno en estos 14 años que lleva al frente del Ejecutivo melillense y ha recalcado que tienen la conciencia tranquila porque dichas contraprestaciones se abonaron "con todas las bendiciones", entre ellas las del secretario general y el interventor de la Ciudad.
También ha subrayado que el Tribunal de Cuentas nunca ha puesto pegas al pago de estas contrataciones puntuales externas de letrados. En este sentido, ha apuntado que si hacer frente al pago a un abogada por haber hecho su trabajo es ilegal "apaga y vámonos".