Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imputados en el caso de Herriko Tabernas denuncian que policías declararán como peritos en un proceso "antijurídico"

Lamentan que se pretende "poner trabas al proceso de paz y al desarrollo de la democracia"
Imputados en el sumario 35/02, conocido como el caso de las 'Herriko Tabernas', han denunciado que se está preparando "un procedimiento antijurídico" con la declaración de "policías de persecución política" como peritos, con el objetivo de condenar a los acusados y "expropiar las herriko tabernas y asociaciones culturales". Asimismo, han advertido de que, "detrás", está la intención de "poner trabas al proceso de paz".
En una rueda de prensa en Bilbao, Karmelo Landa, Jon Gorrotxategi y Sabino Del Bado, y tres de los 35 imputados en este sumario que se juzga desde el pasado mes de octubre en la Audiencia Nacional, han explicado que este jueves, día 9, se reanudará este juicio tras el periodo navideño.
Gorrotxategi ha afirmado que, en la primera fase del juicio, las acusaciones "no han podido ser probadas" y ha subrayado que, mientras que "la acusación principal parecía ser un delito económico de financiación a ETA", aún "no se ha hablado nada de financiación" ni se han aportado "datos económicos".
A su entender, en esta fase, en la que se han llevado a cabo las declaraciones de los imputados y de los testigos, ha quedado "claro" que se ha encausado a los imputados por "ser militantes políticos" y no se ha aportado "ninguna prueba". Además, ha destacado la "dejadez" de la Fiscalía, que se limitó a "validar actas de seguimiento policial", y la falta de "control" sobre el sumario por parte de las acusaciones de AVT y Dignidad y Justicia.
Han resaltado que el proceso "empezó con grandes deficiencias" y se han "desinflando bastante". El juicio se retomará ahora con el testimonio de los peritos, según la providencia remitida por la Audiencia Nacional remitida a los acusados, en 22 sesiones en las que se producirá hasta el 19 de marzo la declaración, en palabras de Landa, de "una retahíla de policías y guardias civiles".
De este modo, ha alertado de que las cinco primeras jornadas se dedicarán a los testimonios de dos policías que "han hecho esta misma labor en todos los sumarios políticos", como los de Udalbiltza, Euskaldunon Egunkaria, 18/98 o Bateragune, con la tesis de que "todo es ETA". Posteriormente, se sucederán, según ha indicado, las declaraciones de otros agentes.
El histórico dirigente de HB ha insistido en que "estos peritos no son peritos de nada" y su llamamiento "pervierte el procedimiento penal y el sistema judicial".
"Los policías que están precisamente en el origen, en la génesis de este Sumario 35/02, que no lo creó Baltasar Garzón --en todo caso lo redactó y lo puso firma--, y que han actuado como policías de persecución política, se convierten ahora de forma mágica en peritos, esto es en científico, en esta fase de vista oral", ha añadido.
"En la vista oral lo que es necesario es que se objetivicen los hechos, se tienen que presentar hechos como cargos contra personas concretas y, como consecuencia de ser probados, viene la condena penal o no. Aquí se han saltado todo eso. No hay ningún hecho objetivo y ahora aparecen los peritos a presentar conclusiones que son ya, de hecho, condenas", ha criticado.
Landa ha subrayado que esta situación es "muy grave para toda una sociedad que quiere ser democrática" porque la Fiscalía y quien está detrás, que es el Gobierno, están desnundando un propósito: condenarnos a nosotros y expropiar más de un centenar de asociaciones culturales y herriko tabernas por un procedimiento que sí se desarrolla ante la Audiencia Nacional, pero que es antijurídico".
TRABAS AL PROCESO
De este modo, ha insistido en que se produce "una perversión del sistema judicial" con la "conversión de la policía en peritos", por lo que el procedimiento "está invalidado" si se basa exclusivamente en estos testimonios.
A su entender, "están buscando de forma clara y predeterminada una condena antijurídica y antidemocrática". "Y detrás de eso está algo más grave todavía, que es poner trabas al proceso de paz, al desarrollo de la democracia y de la justicia. No podemos aceptarlo y no vamos a aceptarlo. Porque Euskal Herria necesita de paz y libertad en un tiempo nuevo", ha concluido.