Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingresa en prisión, tras el alta hospitalaria, la sobrina de la anciana fallecida en La Victoria (Córdoba)

La mujer de 51 años, M.A.M.P., para la que el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Montilla (Córdoba) decretó su ingreso en prisión provisional sin fianza por la presunta comisión de un delito de homicidio por la muerte de su tía, Concepción Pérez, una anciana de 70 años a la que cuidaba y con la que compartía vivienda en La Victoria (Córdoba), ha recibido el alta hospitalaria y ya sí que ha ingresado de forma efectiva en el Centro Penitenciario de Alcolea, en la capital cordobesa.
Según han informado a Europa Press fuentes cercanas al caso, la entrada en prisión se ha producido tras permanecer M.A.M.P. ingresada en el Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba desde el pasado 26 de diciembre, día en el que fue detenida por la Guardia Civil, imputada del mencionado delito de homicidio.
El titular del citado juzgado montillano acudió al día siguiente, el pasado 27 de diciembre, al complejo hospitalario cordobés para tomarle declaración a la detenida. Como resultado de ello, el juez decretó su ingreso en prisión provisional sin fianza, aunque también determinó que la imputada, que presentaba entonces heridas en sus manos y que ingirió productos tóxicos tras supuestamente dar muerte a su tía, permaneciera en el hospital cordobés hasta que estuviera en condiciones de su traslado a prisión, lo cual ha ocurrido ahora.
Cuando se produjo el suceso, el alcalde de La Victoria, José Abad, explicó a Europa Press que el hecho había conmocionado a la localidad, de 2.400 habitantes, y había "sorprendido, no solo a los vecinos, sino también a los propios familiares" de ambas mujeres, pues tía y sobrina mantenían una buena relación entre sí y con el resto de sus familiares.
El alcalde ha precisó que últimamente y debido a las dificultades que padecían para poder realizar las tareas domésticas ambas mujeres eran beneficiarias del servicio de ayuda a domicilio, para asegurarse de que se encontraban bien de salud, convenientemente alimentadas y que tomaban los medicamentos prescritos para los episodios de depresión que sufrían, "pero de forma puntual, es decir, tenían altibajos, como otras personas de su edad y situación, pero no en un grado que hiciese sospechar en ningún momento lo que ha ocurrido".
Este hecho podría estar relacionado con que la sobrina de Concepción decidiera matar a su tía, realizándole varios cortes en el cuello, para evitar que ésta sufriera, según confesó a la Policía, e ingiriendo después productos tóxicos que provocaron que perdiera el conocimiento.
Fue el hermano de la ya imputada quien intentó visitar a las dos mujeres el día de Nochebuena, pero nadie le abrió la puerta, hecho al que no dio importancia, aunque al no obtener tampoco respuesta alguna durante la jornada de Navidad levantó un poco la persiana de una de las ventanas de la planta baja de la vivienda y observó que su tía estaba en una postura extraña en la cama, por lo que avisó a la Policía Local, quien requirió la presencia de la Guardia Civil y de los bomberos.
Según los datos que han trascendido de la investigación, de la que se encarga el mencionado Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número dos de Montilla y que ha decretado secreto el sumario, el cadáver de la anciana fue encontrado sobre las 19,00 horas del 25 de diciembre por la Benemérita en su domicilio de la Plaza de España, situado muy cerca del Ayuntamiento, donde también encontraron a su sobrina, con heridas en las manos y sin sentido. Ello determinó que la herida fuese trasladada al Hospital Reina Sofía, donde ha permanecido ingresada hasta ahora.