Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inspección concluye que Woerth no dio trato de favor a la heredera de L'Oréal

El ministro francés de Trabajo, Eric Woerth, (c), sale del Hôtel Matignon (sede del Gobierno) en París, (Francia). EFE/Archivotelecinco.es
El informe de la Inspección General de Finanzas (IGF), que hoy publica el Ministerio francés de Presupuestos, revela que el actual titular de Trabajo, Eric Woerth, no intervino para favorecer fiscalmente a la heredera de L'Oréal, Liliane Bettencourt.
"El señor Woerth, durante el periodo en que era ministro de Presupuestos (entre mayo de 2007 y marzo de 2010), no intervino ante los servicios que estaban bajo su autoridad para pedir, impedir u orientar una decisión o control sobre la señora Bettencourt", señala el documento.
El informe lava la imagen de un ministro en serios apuros en las últimas semanas, ante las crecientes alegaciones de su implicación en el escándalo protagonizado por la heredera de la firma de cosméticos, de 87 años, considerada la mujer más rica Francia.
Las conclusiones de este documento, que en principio no estaba previsto que se divulgara hasta mañana, suponen un alivio también para el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que este lunes será entrevistado, en directo y en horario de máxima audiencia, en la cadena de televisión pública "France 2".
Tendrá que dar respuestas, entre otras cuestiones, en torno a este caso, con numerosas ramificaciones, que ha derivado en varias investigaciones judiciales preliminares, incluida una por la presunta financiación ilegal de su partido, la gobernante Unión por un Movimiento Popular (UMP).
Sarkozy siempre ha defendido a Woerth, que, además de titular de Trabajo y artífice de la reforma de las pensiones que este mismo martes llegará al Consejo de ministros, es también tesorero de la UMP.
El caso L'Oréal comenzó con la disputa por la herencia de Bettencourt, quien, según el contenido de grabaciones de conversaciones privadas filtradas a la prensa, se benefició de un trato fiscal favorable del entonces ministro de Presupuestos.
De esas mismas conversaciones se deduce que la rica heredera puede tener propiedades en el extranjero no reveladas a las autoridades francesas, con la presunta intención de evadir el pago de impuestos.