Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior alega ante la Fiscalía "un error humano" como la causa de la comunicación que adelantó la operación contra ETA

El Ministerio del Interior atribuye a un "un error humano" de su Departamento de Comunicación la nota de prensa y el tuit que informaron de la operación contra el 'frente de cárceles de ETA' antes de que se produjese, según han informado a Europa Press fuentes conocedoras de la investigación sobre lo sucedido abierta por la Fiscalía de la Audiencia Nacional a primera hora de este jueves.
El órgano dirigido por el fiscal jefe, Javier Zaragoza, ha solicitado un informe al Ministerio sobre la remisión del comunicado. En declaraciones a Europa Press, fuentes fiscales han calificado lo ocurrido como grave puesto que, al adelantarse la información sobre la entrada de la Guardia Civil en el local de Bilbao donde seis de los ocho detenidos celebraban una reunión, se ha podido dañar la investigación judicial que lleva a cabo el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.
La investigación fiscal tratará de aclarar lo ocurrido y estudiar si de ello pueden derivarse responsabilidades penales aunque las mismas fuentes fiscales aseguran que todo apunta a que pudo tratarse de un simple error.
Entorno a las 15.00 horas del miércoles, el Ministerio informó a los medios de comunicación y a través de la red social de que el Instituto Armado estaba desarrollando un operativo en el que se habían realizado varias detenciones. No obstante, media hora después Interior anulaba esta información a todos los efectos. Los arrestados aún no se habían producido.
La operación se saldó finalmente con el arresto de ocho personas, entre ellas los abogados Jon Emparantza y Arantza Zulueta, encuadrados en el sector más duro del entorno etarra.