Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior tenía "alguna información" sobre los terroristas, pero no que estuvieran "fichados"

Fernández DíazEFE

El ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha afirmado este viernes que España tenía "alguna información" sobre los terroristas que este martes causaron la muerte a 31 personas en Bélgica, pero ha puntualizado que no le consta que estuvieran "fichados en estos momentos".

En una entrevista en la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, Fernández Díaz no ha querido "ser más preciso" y ha preferido subrayar que una de las claves de la lucha antiterrorista debe ser la "interoperabilidad de las bases de datos" de los distintos países, de manera que si una persona que se desplazada consta como sospechosa en un país el otro Estado lo sepa.
"La clave es la interoperabilidad, que las bases de datos de un país y de otro se conecten automáticamente de manera que la información que tienen los servicios antiterroristas de un país lo tengan otros"., ha añadido.
Por otro lado, ha añadido que en España hay mecanismos para que no suceda un caso como el de Ibrahim El Bakraoui, que fue deportado desde Turquía --a Países Bajos-- sin que se adoptasen medidas contra él. "Hay todos los mecanismos para que eso no ocurra y si ocurriese es que ha habido un error", ha añadido.
El titular de Interior en funciones ha reconocido que a todo el mundo le preocupa que haya podido haber disfunciones en la lucha antiterrorista en Bélgica pero ha evitado criticar a sus socios porque sería "imprudente" y porque "nadie es perfecto". También ha señalado que si España tiene gran especialización en la lucha antiterrorista es porque lleva "demasiados años" sufriendo esa lacra y ha hecho "de la necesidad virtud".
LA CRÍTICA DE JUNCKER NO IBA PARA ESPAÑA
En todo caso, considera que el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, no se dirigía a España cuando criticó a los Gobiernos por no haber puesto en práctica las medidas acordadas tras los atentados del pasado noviembre en París. A su modo de ver, Juncker "tiene razón con carácter general", pero hay que tener en cuenta que se estaba dirigiendo a 28 gobiernos y esas palabras no iban para el español.
Fernández Díaz se ha referido también a la tesis del Gobierno francés de que harán falta grandes inversiones en seguridad y ha recordado que en España, con ocasión de la firma del pacto antiterrorista se aprobó un crédito extraordinario de 10 millones de euros para mejorar la dotación de los servicios antiterroristas, independientemente de lo destinado al CNI. "Nosotros estamos ya en esa línea, que sin duda habrá que mantener en el futuro", ha resumido.
Por otro lado, se ha referido a ese pacto para recalcar que la interinidad del Gobierno, que sí afecta a otras cuestiones, no minará la lucha antiterrorista, teniendo en cuenta que los partidos están de acuerdo en ella.
En cuanto a si comparecerá en el Congreso para explicar lo acordado el jueves por los ministros de Interior de la UE, ha recordado que hay una posición "colegiada" del Gobierno de que no puede ser controlado por una Cámara que no es la que le ha dado su confianza, aunque ha puntualizado también que la respuesta se ha dado en función de cada caso.
DIRÍA MENOS AL CONGRESO QUE AL PACTO ANTITERRORISTA
Con todo, ha señalado que el pasado martes, cuando se reunió la comisión de seguimiento del pacto antiterrorista, ya avisó de que si compareciese en el Congreso podría decir menos cosas que en esa reunión, porque hay informaciones que sólo son para los firmantes del pacto.
Fernández Díaz ha reiterado su llamamiento a compartir información de inteligencia entre países de la UE, puesto que son países con una voluntad de unión política y con una amenaza común. A su juicio, eso debería servir para superar los recelos que existen entre los servicios antiterroristas y compartir información como España ya lo hace, de forma bilateral, con Francia, Marruecos y Estados Unidos.
Eso sí, ha reconocido que entre 28 países es más difícil, y que esos recelos tienen cierta lógica, porque los servicios antiterroristas quieren proteger sus fuentes y porque a veces pueden tener dudas de cuál va a ser el destinatario final de esa información.