Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Interior apuesta por aumentar la cooperación policial contra el narcotráfico entre Iberoamérica, África y Europa

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, considera necesario aumentar la cooperación policial para combatir el tráfico de drogas entre Iberoamérica y Europa pasando por África Occidental y crear un "espacio de confianza" para compartir información.
Según ha informado Interior en un comunicado, Martínez se ha expresado así en la jornada "Mejora de la cooperación policial para la lucha contra el narcotráfico entre América Latina, Europa y África Occidental" organizada por el proyecto AMERIPOL-UE, que reúne a expertos mundiales contra el tráfico internacional de drogas, y permite compartir información e inteligencia.
Según las cifras de Interior, más del 25 por ciento de la producción mundial de coca de Colombia se destina a Europa, siendo España su principal punto de entrada. En concreto, en España se incauta el 27 por ciento de la cocaína incautada en la UE --frente al 18 por ciento de Francia o el 17 por ciento de los Países Bajos--.
El porcentaje es aún mayor en el caso del hachís, dado que en España se incauta un 74 por ciento de todo lo incautado en la UE --frente a un 12 por ciento de Francia--.
El 'número dos' de Interior ha destacado la utilidad de plataformas de cooperación policial Plataformas como las creadas en Accra (Ghana), Dakar (Senegal) y Bogotá (Colombia). En ellas los consejeros de Interior de los países de la Unión Europea se reúnen periódicamente para estudiar tendencias en el crimen organizado y para intercambiar información, de manera abierta a organizaciones como la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.
Según Martínez, estas plataformas han servido para obtener un amplio conocimiento sobre el problema, sin suponer "un coste de duplicidad de infraestructuras sino una inversión en la creación de redes de confianza para la cooperación".
Los narcotraficantes, ha detallado, aprovechan las playas poco vigiladas de la costa del África Occidental para entrar con embarcaciones o aeronaves que transportan droga procedente de América Latina y cuyo destino final es Europa. Además, se sirven del abundante tráfico marítimo que rodea la costa del África Occidental camino de Europa para esconder la droga en los cargueros o pesqueros que recalan en los puertos africanos camino del Viejo continente.