Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El juez de Invercaria aplaza al 13 de noviembre la declaración como imputado del sobrino de Felipe González

Un informe policial concluye que fue un "trabajador fantasma" y que Invercaria le condonó un préstamo de 26.500 euros
El juez que investiga las presuntas irregularidades en Invercaria ha aplazado al próximo 13 de noviembre la declaración de Juan María González Mejías, sobrino del expresidente del Gobierno Felipe González, a quien imputó después de que el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Policía Nacional concluyera en un informe que "debe considerarse como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva" en esta empresa pública de la Junta.
En este sentido, fuentes del caso han informado a Europa Press de que el juez de Instrucción número 16 de Sevilla, Juan Gutiérrez Casillas, había citado inicialmente a declarar al sobrino de Felipe González esta semana, aunque finalmente ha decidido aplazar la comparecencia al próximo día 13 de noviembre.
El juez imputó por un delito de malversación de caudales públicos a Juan María González atendiendo de este modo la petición realizada al respecto por la Fiscalía Anticorrupción.
El magistrado también ha aplazado las declaraciones como imputados por un delito de malversación de caudales públicos en concurso con delitos de prevaricación y falsedad de otros tres antiguos cargos de Invercaria, como son el expresidente Tomás Pérez Sauquillo, el exdirector de Promoción Cristóbal Cantos y el exdirector financiero Antonio Nieto.
El Ministerio Público pidió imputar a estas cuatro personas en base al informe en el que la Policía Nacional concluyó que Cristóbal Cantos y Juan María González "firmaron un contrato como director de Promoción" de Invercaria, "coinciendo ambos con el mismo contrato desde el 1 de noviembre de 2005 hasta el 10 de octubre de 2007", por lo que "necesariamente debe considerarse a González Mejías como un trabajador fantasma o intruso, es decir, que constando formalmente como trabajador dado de alta en la Seguridad Social, en realidad no presta servicio de forma efectiva en la empresa".
PRÉSTAMOS PERSONALES
Asimismo, la Policía señala que Invercaria concedió tanto a Cantos como a Juan María González "préstamos personales por importes superiores a lo establecido en el convenio que regula las relaciones laborales" en la agencia IDEA, que era de 15.000 euros, añadiendo que con motivo de la relación laboral de ambos, Invercaria "condona los préstamos otorgados, incluyendo en la última nómina, antes de la extinción de la relación laboral, cuantías o conceptos desproporcionados y coincidentes con las deudas pendientes".
En el caso del sobrino de Felipe González, la Policía relata que en 2005 firmó su contrato como director de Promoción por el que le correspondían 61.000 euros anuales, tras lo que el 10 de octubre de 2007 envió un correo electrónico dirigido a Pérez-Sauquillo y al director financiero, Antonio Garrido, "en el que comunica su intención de causar baja en la empresa, y en la que el tono de cordialidad con los anteriores se expresa en la frase 'os agradezco los momentos y lecciones que me habéis brindado'".
Tras ello, el finiquito que se le pagó y la nómina de octubre ascendió a 26.540,08 euros, destacando asimismo la cancelación de un préstamo personal por importe de 26.500 euros, todo lo cual lleva a la Policía a concluir que "el importe abonado por Invercaria en concepto de horas extras y finiquito sin ningún soporte documental de ambos conceptos es realmente para la condonación" del préstamo "otorgado con dinero público procedente de Invercaria".
En la declaración que prestó como testigo el 22 de enero de 2013 en el marco de la causa, según recoge la Policía, el sobrino del expresidente del Gobierno aseguró que "su relación con Invercaria comienza con su contratación como ejecutivo en marzo de 2010", con lo cual estaría "omitiendo su relación anterior" con esta empresa pública de la Junta.
Además, "es especialmente llamativo que su contrato como director de Promoción es de fecha 1 de julio de 2005 y el de Cristóbal Cantos, por el mismo cargo, es de 1 de noviembre de 2005", por lo que "uno de ellos es falso, o bien ambos compartieron el cargo", señalan los investigadores en el informe elevado al juez Juan Gutiérrez Casillas, que investiga las inversiones de Invercaria en unas 30 empresas.
LA RESPUESTA DEL IMPUTADO
Tras conocer su imputación, el sobrino de Felipe González hizo público un comunicado en el que defiende que "jamás" durante su carrera profesional ha percibido retribuciones sin haber desempeñado su labor profesional, "como puede darse a entender al utilizar los conceptos 'trabajador fantasma' o 'intruso'".
En este sentido, explicó que durante el periodo comprendido entre el 1 de julio de 2005 y el 10 de octubre de 2007 tuvo contrato laboral indefinido con la sociedad Invercaria con la categoría profesional de Director de Promoción, si bien, durante ese periodo prestó sus servicios en el 'Observatorio de Empresas', ambos pertenecientes a la misma Consejería de Innovación, Ciencia y Empresa, "algo perfectamente legal y de conocimiento público, tanto por haber aparecido en distintos medios de comunicación como por las relaciones que mantuve con multitud de empresas e instituciones, en el ejercicio normal de mis funciones".
De la misma manera, y en lo relativo a la existencia de dos directores de Promoción, incidió en que el informe de la Policía Nacional "entiende que esta Dirección es un cargo directivo cuando a lo que se refiere al hacer referencia a director de Promoción es a una categoría profesional utilizada al objeto de criterios retributivos".