Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Investidura (3)- Sánchez culpa a la rebaja fiscal del PP de que la UE vaya a sancionar a España por incumplir el déficit

Reducirá la "carga tributaria de las rentas del trabajo" que compensará con "otro tipo de rentas" e "impuestos medioambientales"
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha culpado hoy a la rebaja fiscal "electoralista e injusta" de Mariano Rajoy de que Bruselas vaya a "sancionar a todos los españoles" por incumplir con los objetivos de déficit fijados en el programa de estabilidad. Por ello, se comprometió a negociar con Bruselas un nuevo calendario de reducción del déficit.
Sánchez realizó estas afirmaciones en la parte del discurso de investidura en la que anunció las medidas económicas y de "Emergencia Social" que son las pactadas con Ciudadanos y que, según dijo, en multitud de ocasiones se pueden poner en marcha "a partir de la próxima semana".
El dirigente socialista y aspirante a la presidencia del Gobierno aseguró que España se enfrenta a "cinco grandes desafíos" y situó el primero de ellos en la creación de empleo, seguidos de la desigualdad, la regeneración democrática y el combate contra la corrupción, así como el papel de España en la UE y resolver la crisis de convivencia que sufre en Cataluña.
Pedro Sánchez dejó claro que la crisis ha enseñado a los españoles que "no hay nada más político que la economía" porque es ahí donde se traza "la raya" entre "ganadores y perdedores", donde se deciden las relaciones entre trabajador y empresarios, los impuestos que se pagan y quién los paga y donde se decide el uso o mal uso de los recursos naturales.
En este contexto, calificó de "fracaso" las políticas económicas, presupuestarias, fiscales y laborales del gobierno popular por haber hecho bandera de la "austeridad", mantener casi 5 millones de parados a pear de crecer al 3 por ciento anual y de registrar un déficit del 5 por ciento con una deuda que roza el 100 por cien del PIB.
EL EGOISMO DEL PP POR ENCIMA DE LOS INTERESES DE LA GENTE
Recordó que en estos días, la Comisión Europea ha anunciado posibles sanciones a España por incumplir el objetivo de déficit y culpó a Mariano Rajoy de ello. "Europa nos va a sancionar a todos los españoles por culpa de la rebaja fiscal electoralista e injusta que hizo usted, señor Rajoy, antes de las elecciones", espetó el candidato socialista al presidente en funciones al que acusó de situar el "egoísmo de partido" por encima de los intereses de la gente.
Por ello, y tras reconocer que con los Presupuestos Generales de 2016 no se cumplirá de nuevo el objetivo de déficit, anunció que negociará con Bruselas un nuevo calendario que gradúe el ritmo de reducción del déficit de tal forma que se sitúe en el entorno del 1% en 2019 y baje del 3 por ciento en 2017 para "salir del brazo correctivo" del Procedimiento de Déficit Excesivo.
Además, renunciará a que el ajuste se haga recortando más los gastos sociales, que serán incluidos como derechos en la reforma de la Constitución que quiere llevar a cabo, y realizará una "reforma fiscal integral y progresiva" que "amplíe" las bases de cotización.
REDUCIR LA CARGA TRIBUTARIA DE LAS RENTAS DEL TRABAJO
En cuanto a esta última, Pedro Sánchez se propone "elevar" la capacidad recaudatoria del sistema impositivo para acercarla a la media de la UE, pero no lo hará con cargo al IRPF, ya que asegura que reducirá la "carga tributaria de las rentas del trabajo", sino que lo compensarán con "otro tipo de rentas" y con "impuestos medioambientales". Entre ese otro tipo de rentas, citó los planes de lucha contra el fraude, la "prohibición" de las amnistías fiscales que aprobó el Gobierno de Rajoy y la puesta en marcha de una Oficina Nacional de control fiscal de las grandes fortunas.
El aspirante socialista a la Moncloa se ha comprometido en cambiar el modelo de crecimiento basado en la innovación y la mejora de la productividad y no en los "costes laborales baratos" como ha hecho, acusó, el gobierno "conservador".
DEROGAR LA REFORMA LABORAL DEL PP
Para ello se propone llevar a cabo un plan de choque para crear empleo "estable y de calidad" y entre sus primeras medidas propondrá "derogar" la reforma laboral aprobada por el PP citando como "elementos más nocivos" la supremacía absoluta del convenio de empresa, la supresión de la ultraactividad de los convenios colectivos, la capacidad del empresario de abordar alteraciones sustanciales del contrato laboral de manera unilateral y la "permisiva" regulación del contrato temporal.
En su opinión, cada una de estas medidas es un "retroceso" en los derechos laborales y todas juntas son la "voladura incontrolada" de estos. Por ello, sustituirá estos aspectos por otras medidas que recuperarán los derechos de la negociación colectiva, limitará a dos años la contratación temporal y aumentará la indemnización por despido en el segundo año y mejorará los incentivos a la conversión de contratos temporales en indefinidos.
Pedro Sánchez admitió la necesidad de "flexibilidad" en las empresas para adaptarse a la realidad cambiante, pero dejó claro que no debe hacerse a costa del "abuso" y la "injusticia" de contratos "abusivos" y "mal pagados".
Por ello, propone tres modalidades de contrato de trabajo, el actual indefinido, uno estable de duración determinada que sustituya al temporal y otro de relevo y para la formación, al tiempo que no permitirá cubrir puestos de trabajo permanentes con contratos temporales, cuya duración no podrá exceder de dos años y pondrá en marcha un plan de Inspección de Trabajo y Seguridad Social.
A ello unirá el impulso "continuado" de las políticas activas de empleo dotadas con un "aumento" presupuestario" y un Plan de Garantía Juvenil y propondrá un Plan de Choque para crear empleo con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y nutrido con los fondos que se ahorrarán de suprimir muchas de las actuales bonificaciones a la contratación y que, en su opinión, "no han funcionado en estos 4 años".
VOLVER AL "EQUILIBRIO SOCIAL" ROTO POR LA "MAYORIA ABSOLUTISTA"
Pedro Sánchez también ha incluido en este apartado el Plan de Emergencia Social para volver al "equilibrio social" que, según él, ha "saltado" por los aires con la aplicación de las políticas "derechistas" que ha aplicado la "mayoría absolutista".
Este plan incluye un Ingreso Mínimo Vital para atender a 750.000 hogares que carecen de ingresos económicos, así como un Complemento Salarial Garantizado, un aumento del Salario Mínimo para recuperar el poder adquisitivo perdido, un plan de Lucha contra la Pobreza Energética y medidas contra el sobre-endeudamiento y los desahucios.
Este plan lo completará con la reforma de la Ley Hipotecaria para eliminar de forma automática las cláusulas abusivas, el reconocimiento del derecho a una vivienda de alquiler social a las personas en situación de insolvencia sobrevenida y la recuperación del subsidio de desempleo para parados de más de 52 años.
Pedro Sánchez anunció también su intención de llevar a cabo en una transición energética que combata finalmente el cambio climático con el objetivo de que el sector eléctrico sea más autosuficiente y basado en las energías renovables en 2050. En este capítulo plantea cerrar las nucleares al cumplir 40 años, ciudades con cero emisiones, la prohibición del fracking e impedir el cambio del uso del suelo de zonas forestales incendiadas.
A ello añade la derogación de la Ley de Costas que considera que habla de "negocios" y no de "medio ambiente", una Política Rural con "rango" de política de Estado y una gestión "sostenible y eficiente" del agua.