Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irene Villa espera que la banda "desaparezca", aunque "algunos vean esta petición inmadura"

Advierte de que mientras unos quieren a los presos etarras en la calle, la mayoría no quiere, pero no por venganza, sino por justicia"
La periodista Irene Villa, víctima de un atentado de ETA en 1991 cuando tenía doce años en el que perdió las dos piernas y tres dedos de un mano, ha mostrado su confianza en la unidad de los partidos y la legalidad y espera que la banda terrorista "desaparezca", aunque "algunos vean esta petición inmadura", en referencia al exlíder de Batasuna Arnaldo Otegi, que recientemente ha asegurado que solicitar la disolución de la organización terrorista es "ciertamente inmadura".
En este sentido, la psicóloga, que participa este viernes en el Congreso 'Lo que de verdad importa' en Sevilla, ha confesado, en declaraciones a Europa Press, que ha recibido el comunicado de ETA "con alegría por saber que nadie volverá a pasar lo que ella", si bien ha reconocido que "no es lo que esperaba la sociedad española"
Villa ha asegurado que ella espera que "ETA desaparezca, pese a que algunos piensen que es "inmaduro" pedir que desaparezcan, en referencia a las declaraciones del exlíder de Batasuna Arnaldo Otegi.
Por otro lado, ha señalado que lo que ahora debe venir es "la unidad de todos los partidos políticas, la legalidad y el Estado de Derecho". En este sentido, ha indicado que "el Estado de Derecho y las leyes no pueden estar supeditado a ningún proyecto político", razón, según Villa, por la que las víctimas se manifiestan este sábado en Madrid para exigir justicia ante la organización terrorista.
Bajo el lema 'Frente a la impunidad, justicia', Villa ha afirmado que "no queremos que se perdone a los etarras", aunque ha reconocido que ella "lo ha hecho para vivir y recuperar su vida". "No debe un país, la Justicia y un Gobierno, perdonar a quien ha matado y han dejado matar".
En referencia a la reclamaciones de distintas fuerzas políticas en el País Vasco de "beneficios" penitenciarios para los presos etarras, la periodista ha mostrado su rechazo a esta petición y ha señalado que "lo demás asesinos también pedirán entonces estos favores".
Por último, confía en que llegué el momento en el que se pueda convivir en el País Vasco en "libertad y armonía", pero ha advertido de que "mientras unos quieren a los presos etarras en la calle, otros, la mayoría de la sociedad española, no quieren que lo saquen". "No queremos venganza, sino justicia", ha aclarado.