Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel amplía los poderes de la comisión que investiga el asalto a la flota

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, participa hoy en la reunión semanal de su gabinete en Jerusalén (Israel). EFEtelecinco.es
El Gobierno israelí aprobó hoy por unanimidad una ampliación limitada de los poderes de la comisión interna que investiga el asalto militar a la "Flotilla de la Libertad", en el que murieron nueve ciudadanos turcos.
La decisión fue tomada en la reunión semanal del Consejo de ministros, a petición de Yacob Turkel, el juez que lidera la comisión, que fue presentada el pasado lunes y que convocará en primer lugar al jefe de Gobierno, Benjamín Netanyahu; al ministro de Defensa, Ehud Barak; y al jefe del Estado Mayor, Gaby Ashkenazi.
El organismo investigador podrá a partir de ahora convocar a testigos y pedirles que declaren bajo juramento, informó el Ejecutivo en un comunicado.
No obstante, mantiene sus principales limitaciones: su objetivo sigue siendo "aclarar" los hechos (no atribuir responsabilidades a los políticos y militares que tomaron las decisiones) y sus dos observadores internacionales (el norirlandés William David Trimble, premio Nobel de la Paz, y el canadiense Ken Watkin, ex fiscal general del Ejército de Canadá) no tienen derecho a voto.
También se mantiene la prohibición a los miembros del comité de interrogar a los soldados que participaron en el abordaje, efectuado en aguas internacionales el pasado 31 de mayo.
Los jueces recibirán tan sólo el resumen de las respuestas que dieron a un grupo de expertos del propio Ejército israelí.
El mandato de la comisión será determinar si las acciones del Estado de Israel para impedir la llegada de la flotilla humanitaria a Gaza se realizaron de acuerdo al derecho internacional y pronunciarse sobre la legalidad del bloqueo marítimo que mantiene sobre la franja palestina.
La mayoría de sesiones estarán abiertas a los medios de comunicación, pero no aquellas en las que se maneje material considerado sensible para la seguridad de Israel.