Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Javier Rupérez: "Otegi es un criminal y los que le califican de preso político se están convirtiendo en sus cómplices"

El diplomático Javier Rupérez, que fue víctima de un secuestro de ETA en el año 1979, ha dicho que el ex líder de Batasuna Arnaldo Otegi es un "criminal" y que todos aquellos que le califican de preso político "se están convirtiendo en sus cómplices". "Otegi es un criminal y como tal ha estado en la cárcel, no es un preso político, todos aquellos que le califiquen de preso político se están convirtiendo en cómplices suyos", ha dicho.
"Esto es una cosa de una gravedad tremenda", ha añadido Rupérez, que ha admitido que la excarcelación del antiguo líder de Batasuna, que se produjo el pasado martes, le produce una "profunda repugnancia". "Acepto perfectamente el que la Justicia tenga sus términos y sus plazos se cumplan, es normal, aunque tenga determinadas dudas sobre la benevolencia de alguna leyes penales españolas", ha subrayado.
En declaraciones a la Cadena Cope, recogidas por Europa Press, ha remachado que aquellos que piensan "que Otegi es un héroe" están cometiendo una "terrible indignidad" y reflejan "una enfermedad social gravísima". En este sentido, se ha referido a Podemos que, a su juicio, está situado "fuera del marco constitucional" y es "un partido antisistema pensado para destruir el sistema de libertades".
"Los planteamientos de Podemos son manifestaciones que me recuerdan a Lenin y a los partidos comunistas de la Europa soviética", ha explicado y ha subrayado que esto es reflejo de un "totalitarismo" que va de acuerdo con "el apoyo a determinadas manifestaciones de violencia terrorista y a formas asamblearias violentas". "Esto es Podemos, y esto hay que enfrentarlo porque cinco millones de personas han votado a ese partido", ha remarcado.
Rupérez cree que lo que se vio "mucho esperpento" en el pleno de investidura en el Congreso y también "un grado de iracundia ciertamente nefasto para la salubridad pública de España". En su opinión, los partidos tradicionales "tienen que revisar sus propios comportamientos". "PP y PSOE tienen que hacer un examen de conciencia muy profundo y preguntarse por qué uno pierde 60 diputados y otro tiene el peor resultado electoral de su historia", ha concluido.