Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jiménez de Parga pide una reforma electoral para que los grupos pequeños no decidan

El ex presidente del Tribunal Constitucional, Manuel Jiménez de Parga. EFE/Archivotelecinco.es
El ex ministro y ex presidente del Tribunal Constitucional (TC) Manuel Jiménez de Parga ha abogado hoy por reformar la ley electoral para que sea un "retrato fiel" de la situación española, ya que en la actualidad los grupos parlamentarios "pequeños" son los que "deciden".
"Con los gobiernos en minoría del PP y PSOE se ha comprobado que son los grupos pequeños, implantados en determinadas zonas de España, los que deciden si apoyan o no a otra formación nacional mayoritaria", ha manifestado.
Por eso, ha continuado el ex dirigente de UCD, existe "una situación extraña en la que ni se puede gobernar como se quisiera ni se puede hacer la oposición que se quiere por depender de grupos pequeños".
En declaraciones a la prensa antes de participar en una conferencia en el marco del curso de la Universidad Complutense "La reforma electoral en España", Jiménez de Parga ha afirmado que la actual ley electoral es "mala" porque, entre otras cuestiones, es similar a la que se redactó de forma provisional en los años setenta.
Con posterioridad, durante su intervención en el encuentro, ha insistido en la necesidad de modificar esta ley para que sea, según ha dicho, un "reflejo de la realidad española".
Preguntado por el fallo de la sentencia del Estatuto de Cataluña, Jiménez de Parga, que durante tres años ostentó la presidencia del TC, ha rehusado opinar por "razones estéticas" y porque "no quedaría bonito" pronunciarse sobre el trabajo de sus "antiguos" compañeros.
No obstante, les ha deseado que "salgan bien" del "complejo momento en que se encuentran".
Con respecto a los magistrados del Constitucional que tienen el mandato caducado, ha respondido que existen "cosas tan obvias" que no es preciso "ni comentarlas", ya que, en su opinión, si un miembro del TC no concluye su trabajo "cuando debe", se produce una "anomalía".