Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Joan Ribó cree que el caso 'Ritaleaks' llevará a Barberá al Supremo y vaticina "algún culebrón" más en Valencia

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, cree que las investigaciones del caso 'Ritaleaks' --que investiga presuntas irregularidades en gastos de representación cargados al Ayuntamiento entre los años 2011 y 2014-- llevará "rápidamente" a la exalcaldesa Rita Barberá ante el Tribunal Supremo y sostiene que "igual" puede salir "algún culebrón todavía".
Durante un desayuno informativo de la tribuna Smartcity. Foro de la Nueva Ciudad' celebrado en Madrid y organizado por Nueva Economía Fórum, Ribó recordado que el caso Ritaleaks fue denunciado por Compromís: "Pero no se si es el último caso, tengo alguna duda de que igual nos puede salir algún culebrón todavía", ha manifestado.
De hecho, ha mencionado la última operación anticorrupción desarrollado en Valencia, en la que se investiga a varios altos cargos del PP, y, al respecto, ha dicho que Barberá "ya sabe lo que tiene que hacer".
"Ella verá, la única que tiene que tomar la decisión es ella", ha señalado, para después hacer hincapié en que desde el PP "ya se lo han dicho" y en que Compromís ya ha pedido su dimisión "reiteradamente".
En cualquier caso, Ribó se ha mostrado confiando de que este caso relacionado con la corrupción en el Consistorio de Valencia va a acabar en el Supremo "rápidamente". Barberá es actualmente senadora del PP y miembro de la Diputación Permanente de la Cámara Alta por lo que solamente puede declarar como imputada ante el Tribunal Supremo, incluso si se disuelven las Cortes en el caso de que haya nuevas elecciones.
El primer edil valenciano ha afirmado que si desde el Gobierno municipal actual tienen constancia de alguna irregularidad lo van a "denunciar sin contemplaciones" porque, según ha destacado, es su "obligación como ciudadanos". "Tengo ganas de que desaparezcan estos temas de la ciudad de Valencia y de la Comunidad y lo conseguiremos", ha destacado.
"GRAVEDAD DE DECISIONES EQUIVOCADAS"
Asimismo, ha lamentado la "herencia" recibida por el PP en el Ayuntamiento enfatizado la "gravedad" de las decisiones económicas que se han tomado de manera "equivocada".
Según Ribó, las consecuencias de varios proyectos y obras "innecesarias" que se han llevado a cabo en la ciudad de Valencia, son "graves": "Las decisiones equivocadas son una verdadera espada de Damocles para los ciudadanos", ha puntualizado.
Sobre la renuncia de los concejales del PP que están siendo investigados en el marco de la operación 'Taula', ha insistido en que no depende del Gobierno municipal. "Si es un asesor el investigado, lo suspendemos de empleo y sueldo", ha recalcado, apuntando a que lo que se pueda hacer desde el Ejecutivo local se hará.
Eso sí, ha criticado que desde el PP se "empeñen en ensuciar" la imagen de Valencia defendiendo que "lo suyo es cuestión de unos pocas manzanas podridas cuando es todo su cesto el que rezuma hedor".
Con todo, el alcalde valenciano ha lamentado estas últimas informaciones sobre corrupción y ha reivindicado Valecia como una "sociedad honrada y valiente": "Hoy en Valencia estamos dispuestos a levantarnos de nuevo", ha zanjado.
Por otro lado, preguntado sobre el fichaje de su pareja por el conseller de Educación, Vicent Marzà, para realizar tareas de asesoramiento en la consejería gestionada por Compromís, lo ha defendido afirmado que ella previamente "estaba trabajando en un instituto de la ciudad" y va a cobrar "100 euros más".
También ha defendido la contratación de la noche de fin de año, otorgada a una empresa de un militante de Compromís: "Lo que Compromís no puede prohibir es que alguien de su entorno pueda competir en condiciones con empresas u otras personas", ha apostillado.