Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jordi Martí renunciará a las primarias del PSC de Barcelona si expulsan a los díscolos

El líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jordi Martí, ha advertido este lunes de que no se presentará a las primarias de los socialistas en Barcelona si se expulsa a los tres diputados díscolos que votaron la semana pasada a favor de que el Estado transfiera la competencia para convocar una consulta.
En un comunicado, ha recordado que el PSC votó en contra de la iniciativa contradiciendo su programa electoral, lo que provocó que Joan Ignasi Elena, Marina Geli y Núria Ventura rompiesen la disciplina de voto, y ha asegurado que en las primarias barcelonesas será "difícil abstraerse del conflicto", aunque son un buen terreno de juego.
Ha afirmado que el peligro de echarlo todo a perder es la amenaza de expulsión de los tres diputados, y ha asegurado que si la dirección del partido acaba el conflicto con disciplina en lugar de debate no se presentará: "Si hay una sola expulsión no me presentaré. ¡Imposible! En democracia no puedes participar en un combate de ideas y de proyectos con la mirada amenazante de la dirección del partido".
Posteriormente, en declaraciones a los periodistas desde la federación socialista barcelonesa, donde ha presentado su candidatura a las primarias, y al preguntársele sobre eventuales sanciones a los díscolos, ha dicho: "Las actuaciones disciplinarias no están en la tradición del PSC".
Sancionar o expulsar a Elena, Geli y Ventura implicaría "anular" el proceso de primarias en Barcelona, por lo que ha hecho un llamamiento a hacer un debate sereno y que permita superar las diferencias internas, al igual que el que se hizo en 1978 durante la creación del PSC, donde confluyeron los tres partidos que entonces se autodefinían como socialistas.
"No puedo participar en unas primarias si los que piensan como yo, por el hecho de pensar como yo, son expulsados", ha agregado Martí.