Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Bono defiende la "honorabilidad" de Chaves y Griñan, y confía en su inocencia: "Son buena gente y honrada"

El expresidente del Congreso asegura que los socialistas deben defenderse ahora "más que nunca"
El exministro socialista y antiguo presidente del Congreso, José Bono, ha defendido este jueves la "honorabilidad" de los expresidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán y se ha mostrado convencido de la inocencia de sus antiguos compañeros de partido un día después de que fueran procesados por el juez que investiga el caso de corrupción de los ERE fraudulentos.
"Estoy absolutamente seguro de que no se han quedado con un euro público ni con algo que no les corresponda", ha afirmado Bono en Madrid, donde ha calificado a Chaves y Griñan "como gente honrada y gente buena", aunque no ha descartado que cometieran errores durante su gestión como presidentes de Andalucía. "Si han cometido un error no creo que tenga nada que ver con la honorabilidad personal", ha añadido el socialista.
José Bono ha realizado estas declaraciones antes de participar en la presentación del libro 'Con el Rey y contra el Rey' del historiador Juan Francisco Fuentes, que se ha celebrado en el Centro de Estudios Políticos y Constitucionales de la capital. Durante su intervención en el acto, Bono ha admitido que, en estos momentos, los socialistas tienen la necesidad de defenderse "más que nunca".
"Cuando se pertenece a una familia como esta --ha dicho en referencia al PSOE-- que tiene tantos años en los que hemos ido aprendiendo poco a poco a entre querernos y malquerernos, formamos parte de una institución en la que sentimos casi el deber de defendernos siempre, y ahora creo que lo necesitamos más que nunca", ha proclamado el exministro de Defensa.
Del mismo modo, Bono ha calificado la actual coyuntura política como unos tiempos "difíciles y convulsos", aunque ha moderado la relevancia del momento actual trazando una comparación con la Transición. "Aquello sí que era difícil, como en los asesinatos de los abogados de Atocha, cuando no sabíamos si el Rey estaba en un helicóptero o estaba detrás de los que cargaban en los cementerios donde los enterrábamos", ha rememorado para cargar de forma velada contra Podemos y sus dirigentes.
"A los que hablan de la segunda transición: ¿dónde está el tirano? ¿Dónde está la violencia? No, no hay una segunda transición", ha proclamado Bono, recordando que tras la muerte de Franco los militantes de partidos de izquierda sentían un temor real por su integridad. "Aquí sabemos que la vida no nos va, allí no sabíamos quién nos la podía quitar", ha sentenciado.
EL GIRO 'JUANCARLISTA' DEL PSOE
El libro de Juan Francisco Fuentes presentado por José Bono aborda el largo tránsito de los socialistas desde la defensa de posiciones republicanas hasta el giro que se produce tras el fin de la dictadura franquista, cuando el PSOE acata la monarquía constitucional y termina por convertirse, en palabras de Bono, en el partido que más colaboró en "consolidar" el reinado de Juan Carlos I, al que ha calificado como "un rey nombrado por Franco que se transformó en un rey constitucional".
"Mis compañeros se confunden al decir que los socialistas éramos siempre republicanos. Éramos accidentalistas", ha argumentado Bono para explicar la "paradoja" protagonizada por el PSOE al apuntalar el reinado de Juan Carlos de Borbón siendo un partido con una militancia republicana, como ha admitido el expresidente del Congreso al recordar como en 2004, durante el acto de celebración del 125 aniversario del partido "no había ni una bandera constitucional" mientras muchos afiliados ondeaban tricolores en la plaza de toros de Vistalegre de Madrid. "Y cuando apareció José Luis [Zapatero] la plaza comenzó a gritar "España mañana será republicana", ha asegurado.
Según Bono, los socialistas del exilio experimentaron durante los años de la dictadura una "reconversión pragmática" que les aproximó a los monárquicos de Juan de Borbón para alcanzar la actual España constitucional. "Lo importante no es república o monarquía, sino que la izquierda y la derecha se conjuraron por primera vez en siglos para vivir en paz", ha añadido en referencia de nuevo a la Transición.
Por su parte, el autor del libro, Juan Francisco Fuentes, catedrático de Historia Contemporánea en la Universidad Complutense, ha calificado su nuevo obra como algo parecido a "una biografía colectiva del socialismo español y de las generaciones que se han enfrentado al dilema fundamental entre monarquía y república". También como "una historia de aprendizaje" no solo del socialismo español, sino también de Juan Carlos I, que según el historiador entendió que "los pueblos no son para los reyes, sino los reyes para los pueblos" y supo redimir los errores que a su abuelo Alfonso XIII le costaron el destierro.
"Tenía mucho que aprender de la musa del escarmiento", ha añadido. Según el profesor Fuentes, "es justo reconocer el formidable instituto político" de Juan Carlos I en un día como hoy, cuando se han cumplido dos años de su abdicación. Juan Francisco Fuentes ha terminado su intervención reclamando al PSOE que "no se equivoque de aliados" tras las próximas elecciones generales, y lo ha hecho recordando una frase del dirigente socialista Francisco Largo Caballero al final de la Guerra Civil con la que lamentaba la alianza con los republicanos de izquierdas: "Ojalá nunca nos hubiéramos embarcado con esa gente".