Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Bono, la voz discrepante

José Bono. Foto: EFEtelecinco.es
Militó en movimientos del catolicismo progresista, inició su vida profesional como abogado en el bufete de Raúl Morodo, gracias al cual ingresó en 1973 en el Partido Socialista del Interior (PSI), luego Partido Socialista Popular (PSP) de Tierno Galván.
Ingresó en el PSOE en mayo de 1978 tras la fusión del PSP en este partido y, en las siguientes elecciones generales, celebradas el 1 de marzo de 1979, encabezó la lista del PSOE por Albacete.
Obtuvo el escaño de diputado y ocupó en el Congreso la Secretaría cuarta de la Mesa, entre otros cargos.
Durante el juicio por los hechos ocurridos en el despacho de abogados laboralistas de la madrileña calle de Atocha, en enero de 1977, fue uno de los abogados de la acusación particular.
El 8 de mayo de 1983 concurrió en las primeras elecciones autonómicas como candidato a la Presidencia de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. 
Logró el escaño, y el 6 de junio de ese año fue investido presidente del Ejecutivo regional, contando con el respaldo de la mayoría absoluta obtenida por el PSOE en dichos comicios (23 diputados por 21 de la coalición AP-PDP-UL).
 
A partir de 1983, el PSOE con Bono como candidato a la reelección ha ganado por mayoría absoluta todas las elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha celebradas desde esa fecha (1987, 1991, 1995, 1999 y 2003).
Candidato a la Secretaría General
Tras la derrota socialista del año 2000 se presentó candidato a la Secretaría General en el XXXV Congreso Federal del partido, a la que también optaban Rosa Díez, Matilde Fernández, y el propio José Luis Rodríguez Zapatero.
Perdió por nueve votos de diferencia respecto al vencedor, Rodríguez Zapatero. En sus dos años al frente de Defensa, Bono se empeñó en demostrar públicamente su fidelidad y lealtad hacia José Luis Rodríguez Zapatero.