Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Josu Puelles acusa al Gobierno vasco de estar más preocupado de "aliviar la pena de los presos que el dolor de víctimas"

Hermano de Eduardo Puelles, inspector de policía asesinado por ETA
El vicepresidente de Covite, Josu Puelles, hermano de Eduardo Puelles, inspector jefe del Cuerpo Nacional de Policía asesinado por ETA el 19 de junio de 2009, ha acusado al Gobierno vasco de estar "más preocupado por aliviar la pena de los presos que por aliviar el dolor de las víctimas".
Puelles ha realizado estas manifestaciones en el transcurso del homenaje que le ha rendido su familia y amigos en Bilbao al cumplirse este domingo el séptimo aniversario de su asesinato.
El acto de recuerdo se ha celebrado, como cada año desde su asesinato, en el parking de Santa Isabel de Arrigorriaga, donde la organización terrorista cometió el atentado que acabó con la vida del agente.
Alrededor de medio centenar de personas, entre ellas la viuda del inspector, han realizado una ofrenda floral en el punto en el que fue asesinado Eduardo Puelles, junto a una foto del inspector jefe, y se ha colocado una placa en la que se podía leer "la vida de los muertos está en la memoria de los vivos". Los asistentes, que llevaban una pancarta en la que se podía leer "Edu gogoan zaitugu. ETA kanpora" (Edu te recordamos, ETA fuera), han llevado a cabo una concentración de diez minutos en silencio.
Josu Puelles ha aludido al "significado político" de las víctimas y ha acusado al Gobierno vasco y, en concreto, a la Secretaría de Paz y Convivencia de querer "laminar ese significado y blanquear la historia de ETA".
"Quieren confundir la violencia de ETA con la violencia de otros signos como llaman ellos y nosotros denunciamos esa manipulación del discurso nacionalista", ha añadido.
El vicepresidente de Covite cree que el Ejecutivo está más preocupado por "aliviar las penas de los presos que por aliviar el dolor de las víctimas o, de alguna manera, de dignificar a las víctimas". "Si dignificar a las víctimas es limitarnos a escuchar el lamento y las tribulaciones de un terrorista, obviamente eso nosotros no lo vamos a hacer y creemos que no es el camino adecuado", ha apuntado.
El hermano de Eduardo Puelles ha recordado los numerosos asesinatos de ETA que están sin resolver y ha indicado que el lehendakari, Iñigo Urkullu, no ha impulsado "ninguna" acción para aclarar esas acciones.
Puelles ha señalado que el proyecto por el que fue asesinado su hermano "y otras 800 víctimas" es "un proyecto del que sienten orgullosos muchos vascos". "Hemos perdido la batalla política contra el terrorismo", ha indicado.
El atentado contra Eduardo Puelles fue perpetrado por ETA en la localidad vizcaína de Arrigorriaga, el 19 de junio de 2009, mediante la colocación de una bomba lapa en su automóvil. Puelles, inspector del Cuerpo Nacional de Policía, dedicaba su labor a la lucha antiterrorista.