Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JpD critica el "sesgo ideológico" del CGPJ por privar a Robles de su condición de magistrada del TS

La asociación Jueces para la Democracia (JpD), a la que pertenece la juez y número 2 del PSOE por Madrid para el 26-J Margarita Robles, ha criticado este jueves el "sesgo ideológico" del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y de su presidente, Carlos Lemes, por la decisión adoptada hace una semana de privar a aquella de su condición de magistrada del Tribunal Supremo.
La Comisión Permanente del órgano de gobierno de los jueces acordó concretamente declarar a la magistrada Robles en la situación administrativa de excedencia voluntaria, tal y como ella había solicitado para presentarse a las elecciones, si bien celebró una segunda votación sobre los efectos de esta excedencia que concluyó en la declaración de la pérdida de su condición de magistrada del alto tribunal. La decisión fue calificada por Robles de "venganza" del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, por las críticas a su gestión.
Desde Jueces para la Democracia señalan que la decisión del CGPJ es una cuestión discutible jurídicamente, ante la existencia de preceptos contradictorios y ante una regulación legal poco sistemática de la naturaleza del estatuto de los/as magistrados/as del Tribunal Supremo.
Sin embargo, constatan que la Comisión Permanente no ha optado por hacer una lectura en clave constitucional que respete el contenido del derecho fundamental al sufragio pasivo de quienes integran el poder judicial.
"Acordar la pérdida de la plaza que una magistrada ejerce en el Tribunal Supremo parece una sanción desproporcionada y poco compatible con los principios de la democracia constitucional", señala el comunicado de la asociación de jueces.
Además, dicha decisión contrasta con lo acordado en precedentes que afectaban a supuestos similares, añade JpD en los que se ha aplicado un criterio flexible que poco tiene que ver con el rigor exhibido ahora para apartar a una magistrada de su plaza.
REPRESALIAR DISCREPANCIAS
"Todo ello nos muestra una actuación más del presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, de marcado sesgo ideológico, para represaliar a cualquier persona que muestre sus discrepancias con una gestión que es abiertamente criticable en sus formas y también muy rechazable en sus contenidos", asegura la asociación progresista de jueces.
Esta decisión, según consideran, va en una línea muy parecida a su maniobra anterior para apartar de forma fulminante al presidente de la Sala Tercera del Tribunal Supremo, José Manuel Sieira, por su actuación independiente al frente de la misma.
Además, consideran que el CGPJ únicamente era competente para resolver sobre la petición que se había formulado, que era la petición sobre excedencia voluntaria. "No obstante, Lesmes se apresuró en adoptar una decisión que corresponde resolver realmente a quienes desempeñen estas funciones en el CGPJ cuando la magistrada afectada pida el reingreso", incide JpD en el comunicado.
"El estilo del Presidente del CGPJ es absolutamente insensible, cuando no abiertamente contrario, a la cultura constitucional de los derechos fundamentales -concluye la nota-. Ese estilo autoritario, nada integrador de la pluralidad y extremadamente conservador de Lesmes, así como las circunstancias que han posibilitado este diseño del órgano de gobierno judicial, son los mejores ejemplos de que el nuevo parlamento debería abordar una reforma muy profunda del Consejo.