Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Julián Muñoz ingresa en el CIS de Algeciras para seguir cumpliendo la pena en tercer grado

El exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz ha ingresado este lunes sobre las 16.20 horas en el Centro de Insersión Social (CIS) de la localidad gaditana de Algeciras donde a partir de ahora seguirá cumpliendo la condena que tiene impuesta en varias causas pero en tercer grado o régimen de semilibertad.
Muñoz salió el pasado viernes de forma definitiva de la cárcel malagueña de Alhaurín de la Torre para disfrutar de un permiso de fin de semana, este lunes ha ido al hospital a revisión por la mañana y se ha incorporado por la tarde al CIS de Algeciras, tras autorizar su traslado la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias.
Esto se produce después de que la Audiencia de Málaga instara la pasada semana a la Administración Penitenciaria a llevar a cabo la ejecución efectiva del tercer grado ya concedido a Muñoz por enfermedad grave e incurable y a aplicar el tipo de régimen abierto que correspondan de los recogidos en la normativa.
El letrado de Muñoz en asuntos penitenciarios, Antonio José García Cabrera, de Lemat Abogados, ha explicado a Europa Press que el equipo técnico, formado por psicólogo, médico, jurista y asistente social, lo examinarán y emitirá a partir de este martes un informe sobre el tipo de tercer grado, que será remitido a la junta de tratamiento para que decida.
El abogado ha señalado que "el más adecuado" sería el de control telemático, a través de un pulsera, pues "los servicios médicos que tiene un CIS son mínimos y el tercer grado concedido a Muñoz no es el normal, sino que es por enfermedad grave e incurable, lo que requiere unos controles médicos". Otra modalidad existente es el ir a dormir al centro sólo de lunes a jueves.
Muñoz tiene pendiente el cumplimiento de varias condenas que suman una pena de privación de libertad de más de 19 años. La Audiencia ya había confirmado la concesión del tercer grado por enfermedad grave con padecimientos incurables, otorgado en agosto. Tras esto, la prisión elevó al Juzgado una propuesta de libertad condicional, con la que todas las partes se mostraron a favor, aunque el juez la denegó, rechazo que está recurrido en apelación.