Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta de Andalucía dice que no va a entrar "en los dimes y diretes" que surjan durante la instrucción del caso ERE

El portavoz del Gobierno andaluz, Miguel Ángel Vázquez, ha querido dejar claro este martes que el Ejecutivo de Susana Díaz no va a entrar "en los dimes y diretes" que surjan en el marco de la instrucción del caso de las irregularidades en los expedientes de regulación de empleo (ERE).
Así se ha pronunciado Vázquez en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, tras ser preguntado sobre la declaración ante la Justicia del exdirector de la agencia IDEA Miguel Ángel Serrano y las advertencias que realizó al exconsejero de Innovación Francisco Vallejo sobre el convenio marco.
En este contexto, ha insistido en que el Gobierno andaluz "respeta cómo actúa la Justicia, colabora con la instrucción y espera que ésta sea rápida".
Preguntado también sobre los diez millones en ayudas que podrían haber ido a empresas de El Pedroso "sin trabajadores en plantilla", Vázquez ha respondido que toda la investigación sobre las ayudas a empresas de la Sierra Norte de Sevilla fue hecha por la Junta y remitida posteriormente al juzgado.
"Fue la Junta quien detectó anomalías y creyendo que podrían ser constitutivas de algún tipo de irregularidad las puso a disposición de la Justicia", ha subrayado el portavoz del Gobierno andaluz.
INFORME INTERVENCIÓN GENERAL
De otro lado, sobre el informe de la Intervención de General de la Junta sobre el cumplimiento de la Ley de Contratos por parte de la Agencia IDEA, Vázquez ha explicado que la información que le transmite IDEA es que va a aceptar las recomendaciones de la Intervención General y que las va a tener en cuenta en futuras adjudicaciones.
Asimismo, ha explicado que el caso en cuestión se refiere a una obra en la Isla de Cartuja "que se alarga en el tiempo, nada más y nada menos que tres años". "Y no se refiere a una única modificación, sino a varias y sobre distintas circunstancias que no están vinculadas a una decisión política, sino que tienen el respaldo de la autoridad competente, que es la dirección facultativa de obra", ha concluido.