Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta de Castilla y León cree que lo mejor es mantener el Toro de la Vega sin lo cruento, que "da mala imagen"

Insiste en que es una cuestión "de sensibilidad y de adaptar el festejo al presente" a través del Decreto Ley aprobado en mayo
La vicepresidenta y portavoz de Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, ha asegurado este jueves que lo "mejor" para Tordesillas y para la comunidad es que se mantenga la tradición de celebrar el Toro de la Vega pero suprimiendo "la parte cruenta" porque, tal y como ha reconocido, "hasta daba una mala imagen del municipio y de Castilla y León".
"Se trata de un problema de sensibilidad y de adaptar la tradición al presente", ha precisado Rosa Valdeón en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno que este jueves se ha celebrado en las Cortes donde tiene lugar la segunda sesión del Pleno de Política General.
Al respecto, la vicepresidenta de la Junta ha reconocido que el Ayuntamiento de Tordesillas "está en su derecho de recurrir" la negativa del Gobierno regional de autorizar la celebración del Toro de la Vega el próximo 13 de septiembre si no se adapta al Decreto Ley que se aprobó el pasado 19 de mayo y que prohíbe matar al animal en público.
En este sentido, Valdeón ha recordado al Ayuntamiento que es quien tiene que adaptar el reglamento de esta celebración para que se pueda desarrollar de acuerdo al Decreto Ley del Gobierno regional, y ha reiterado que la prohibición de matar al toro en público sólo afecta a este festejo tradicional, por lo que ha subrayado que "la tauromaquia está y seguirá estando en Castilla y León".
Para la vicepresidenta, "lo lógico y más pragmático" para Tordesillas y para Castilla y León es que se mantenga el festejo del Toro de la Vega "pero que se evite la parte más cruenta" ya que, tal y como ha reconocido, esta celebración, "hasta daba mala imagen de la localidad y de la Comunidad".