Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta pide a Gobierno "sensibilidad" con los trabajadores españoles y convoque foro de negociación

El Gobierno andaluz ha reclamado este martes al Ejecutivo nacional "sensibilidad" con los ciudadanos del Campo de Gibraltar que trabajan en el Peñón, de manera que convoque el foro de diálogo y negociación para que se resuelva el conflicto relativo a los controles fronterizos en la verja.
Durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de Asuntos Europeos, el consejero andaluz de Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, ha expresado la preocupación de la Junta por los "perjuicios" que están ocasionando a los ciudadanos del Campo de Gibraltar los controles fronterizos y ha expresado su rechazo a un posible uso de la verja como "método de presión" por parte de los gobiernos.
Por ello, ha instado al Gobierno de la nación a constituir el foro de negociación configurado como un "marco cuatripartito en el participarían además de España y el Reino Unido, las autoridades locales gibraltareñas y la Junta de Andalucía, en aquellos asuntos que sean de su competencia", recordando que fue un compromiso del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, en su reunión con la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, "hace ya casi seis meses".
También ha demandado al Ejecutivo nacional que disponga de los recursos "necesarios e imprescindibles" para minimizar las colas que se están produciendo en la Verja de la frontera con Gibraltar, así como que "promueva medidas de apoyo para la reactivación económica y el empleo de la comarca".
Jiménez Barrios ha recordado que la competencia en materia de política exterior es del Gobierno español, pero ha subrayado que "la Junta va a apoyarlo en todos los conflictos que se produzcan bajo una plena lealtad institucional".
En este punto, ha señalado que "el Ejecutivo andaluz va a estar junto al Gobierno de la Nación en defender la legalidad internacional y en colaborar en todo aquello que esté relacionado con el Peñón". Por este motivo, ha manifestado su deseo de "sentarnos con todas las partes y encontrar soluciones a los problemas que están padeciendo los ciudadanos de la comarca del campo de Gibraltar".
Según ha manifestado, "el desarrollo de una política de enfrentamiento y distanciamiento con la colonia perjudica notablemente a la comarca del Campo de Gibraltar", por lo que esta cuestión "debería ser objeto de acuerdo por parte de todos los grupos parlamentarios".
El consejero, que ha comparecido en comisión parlamentaria para informar y valorar el impacto de las colas que se vienen produciendo por los controles en la verja sobre los trabajadores y la economía de la zona, desde el verano del pasado año, ha demandado al Ejecutivo nacional que "disponga de los recursos necesarios e imprescindibles que, minimicen las colas que se vienen produciendo y los inconvenientes que estas vienen causando".
En su opinión, los controles que se están realizando en la verja, "están afectando a las relaciones laborales y a la situación de los trabajadores, así como están suponiendo importantes pérdidas de negocio, a las empresas de ambos lados de la frontera".
Igualmente, ha lamentado que, junto a estas pérdidas económicas, dicha situación está provocando "mayores dificultades en el acceso de todo tipo de personas que precisan cruzar la frontera en su vida cotidiana, no sólo para ir a trabajar sino, por ejemplo, para someterse a tratamiento médico en España o como es el caso de numerosos escolares que cruzan la frontera todos los días para asistir a la escuela".
A este respecto, ha destacado "un aspecto que con frecuencia a todos se nos olvida cuando abordamos la cuestión de Gibraltar y cuando se produce una falta de acuerdo político y es el que hace referencia al aspecto humano y social de las relaciones de Gibraltar con las poblaciones vecinas".
De esta forma, el consejero ha mostrado "el rechazo y la oposición frontal de la Junta a un posible uso de la verja como método de presión por los Gobiernos, más allá de las necesidades de control de fronteras en sentido estricto".
En tercer lugar, el consejero ha solicitado al gobierno de España que promueva medidas de apoyo para la reactivación económica y el empleo de la zona, "no sólo al municipio de La Línea, sino también a toda la comarca del Campo de Gibraltar, para lo cual, la Junta colaboraría en función de sus competencias".
Jiménez Barrios ha reclamado a todos los Gobiernos "avanzar en una política de buena vecindad, desde el diálogo, la cooperación y el entendimiento, de una forma constructiva, como único cauce de mejorar el bienestar de nuestros ciudadanos".
En este sentido, ha recordado la voluntad manifestada por el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo, de "mantener la mano tendida al diálogo" y de "trabajar denodadamente para crear un clima de entendimiento en la zona" y le ha hecho un llamamiento para que "acepte la propuesta y la invitación del Gobierno de España para la constitución de ese marco de diálogo a cuatro bandas".
Ha insistido en la necesidad de "promover y renovar el compromiso conjunto y la responsabilidad por parte de todos los Gobiernos implicados en este ámbito, al objeto de ofrecer y dar soluciones a los problemas que Gibraltar y el Campo de Gibraltar sufren en su día a día".
PP-A AFIRMA QUE LOS CONTROLES NO SON "NINGÚN CAPRICHO"
Por su parte, el diputado del PP-A Jacinto Muñoz ha querido dejar claro que el Gobierno central y su partido siempre han apostado por el diálogo y la cooperación y que su preocupación por los trabajadores españoles y por las colas en el paso fronterizo son "constantes". Ha querido dejar claro que los controles fronterizos cumplen con la legalidad y no son "ningún capricho" del Ejecutivo español ni tiene finalidad política.
El diputado del PSOE-A Luis Pizarro ha indicado que este es un conflicto que se tiene que resolver a través del diálogo y ha pedido a los dirigentes populares que llamen al ministro español de Exteriores para pedirle que convoque ya a las partes para iniciar conversaciones. Ha indicado que los ciudadanos de La Línea de la Concepción son los que más están sufriendo las consecuencias de la actitud del Gobierno central.
La diputada de IULV-CA Inmaculada Nieto ha considerado preocupante que el problema de la verja y de la situación que se vive allí quede en mitad de "ninguna parte", ya que puede que el Estado no encuentre un canal para resolver el problema, mientras que la Junta no tiene competencias en la materia. Ha confiado en que el Ejecutivo andaluz pueda poner, no obstante, un poco de serenidad entre tanto ruido.