Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza pide Ley de financiación local que permita a Ayuntamientos transformar superávit en inversión pública

El vicepresidente de la Junta andaluza y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, ha reclamado este miércoles una nueva Ley de financiación local antes de final de año que permita a los Ayuntamientos transformar el superávit en inversión pública para destinarla, principalmente, a la creación de empleo.
Según ha explicado durante su comparecencia en comisión del Parlamento, el objetivo es que las entidades locales puedan afrontar el futuro con "más esperanza e ilusión" y que puedan seguir prestando una "atención cercana a los más necesitados" para evitar la exclusión social.
Esta demanda se basa y justifica, según ha explicado, en el hecho de que casi el 90 por ciento de las entidades locales andaluzas ha cumplido el objetivo de estabilidad presupuestaria fijado en la Ley Orgánica de 2013 de Estabilidad Presupuestaria. Valderas ha valorado el dato hecho público por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, que permite evaluar las cuentas y la gestión pública mediante un "seguimiento riguroso" de la ejecución presupuestaria.
En este sentido, se ha referido a la "buena salud económica y financiera de los ayuntamientos", indicando que casi la totalidad de municipios y diputaciones provinciales han cumplido el objetivo de estabilidad.
Ha reiterado la "importancia y necesidad" de que la nueva ley sea una realidad antes de fin de año, puesto que contribuiría a recuperar la situación financiera de los 83 municipios andaluces que no han logrado cumplir el objetivo del déficit (10,75 por ciento sobre el total de 772 municipios andaluces), a pesar del esfuerzo "titánico" de los dirigentes de estas entidades. Además, ha reclamado otras medidas que ayuden a "oxigenar la situación económica municipal".
Valderas ha asegurado que resulta "paradójico" que la administración local, que ha contribuido a rozar el objetivo de déficit del 6,5 por ciento pactado para el Estado español, sea la "peor tratada" en el régimen de transferencias y la "más limitada" en el ejercicio de sus competencias.
En su comparecencia, ha valorado la capacidad en general de los ayuntamientos españoles para pasar en tres años de un déficit de 3.161 millones de euros a 179,9 millones en 2013, en un contexto de "durísimo ajuste en la estructura de sus gastos" que les ha llevado a incrementar sus ingresos mediante impuestos.
Respecto a las cuentas andaluzas, ha detallado que Almería es la provincia con menor incumplimiento (4 municipios) frente a Granada (24) y Sevilla (19). Se trata, en su mayoría, de ayuntamientos de poblaciones con menos de 10.000 habitantes, excepto Granada, Jerez de la Frontera, Puerto Real, Puerto de Santa María y Los Palacios.
Valderas ha lamentado una vez más que el "ajuste duro haya recaído sobre los hombros de la Administración más próxima y que más ayuda a los ciudadanos". En este orden de cosas, ha expresado su temor de que el próximo año, otra vez, las entidades locales deberán asumir "los recortes" del Gobierno español derivados de la deuda de 200.000 millones de euros que debe afrontar.
Ha explicado que los recortes previstos llevarán a las entidades locales a prestar una atención cercana a los más necesitados para "impedir que la brecha de la desigualdad siga creciendo", como ya vienen haciendo desde el inicio de la crisis.
"Es hora de terminar con el castigo a la administración local", según el consejero, que ha recordado que es la que menos recursos recibe y la que más limitaciones tiene a pesar del esfuerzo realizado por el mundo local, como refleja el informe del Ministerio de Hacienda.