Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza ve "difícil" que exista "diálogo" con extrabajadores de Delphi porque "se han sobrepasado ciertas líneas"

El delegado de la Junta en Cádiz, Fernando López Gil, sostiene que "es difícil" que exista un diálogo con el colectivo de extrabajadores de Delphi porque "ha sobrepasado ciertas líneas dentro de su legítima reclamación".
En declaraciones a los periodistas, López Gil ha manifestado que "todo es posible" a partir de que el colectivo de extrabajadores de Delphi "haga una condena clara de unos acontecimientos con actitudes que no fueron las más idóneas".
Asimismo, ha destacado que los políticos, como responsables institucionales, tienen "una dignidad" que no pueden permitir "que se sobrepase, y extrabajadores de Delphi ya la han pasado en muchas ocasiones, y en la mayoría de veces que ello ha ocurrido no ha trascendido a los medios".
"Hasta ahora lo principal no ha ocurrido, esas líneas no pueden pasarse y no se puede permitir", ha afirmado. López Gil asegura que entiende la "desesperación" de los extrabajadores de Delphi e indica que "en muchas situaciones personales que la Junta conoce, está ayudando a través de los órganos pertinentes para ello". El delegado de la Junta en Cádiz ha dicho que hay más de 250.000 desempleados en la provincia y todos requieren "la máxima atención" del Gobierno andaluz.
Respecto a la situación concreta de los extrabajadores de Delphi, ha recalcado que tienen un protocolo firmado y una serie de compromisos "que la Junta cree que se han solventado hasta donde ha podido llegar y, a partir de ahí, dentro del marco económico y legal de la Junta, se han propuesto una oferta de diez puntos en los que el Gobierno andaluz está dispuesto a profundizar".
"En el diálogo de esos diez puntos se han producido acontecimientos indeseables", ha enfatizado López Gil, que incide en que "es difícil" que exista un diálogo con el colectivo de extrabajadores de Delphi "ya que cuando dos personas quieren dialogar lo hacen, y no se puede forzar a una de las partes de una forma muy grave a algo a lo que no está dispuesto a que se le lleve".