Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Junta andaluza defiende que ha cumplido "estrictamente" con lo establecido por CPFF sobre pago a proveedores

Considera que el Gobierno "está haciendo negocio con los préstamos a las comunidades" por el cobro de altos intereses
El Gobierno andaluz ha querido dejar claro este martes que, en materia de mecanismos extraordinarios de pago a proveedores, ha seguido "estrictamente lo establecido" tanto en el acuerdo del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de 2012 como en el real decreto ley de 2012 del Ejecutivo nacional.
En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno, el portavoz del Ejecutivo, Miguel Ángel Vázquez, ha advertido además de que el Gobierno central está haciendo "negocio" con los préstamos a las comunidades, al aplicar un tipo de interés más elevado que el del mercado.
Vázquez ha recordado que el propio mecanismo de pago a proveedores se crea precisamente para poder hacer frente a todas esas facturas anotadas en la cuenta 409, la relativa a facturas que no están recogidas en los presupuestos, sobre todo, en relación con gastos sanitarios.
Ha insistido en que es un procedimiento ordinario y de gestión contable, que lo hacen todas las administraciones públicas y que está recogido en el plan general de contabilidad pública.
Vázquez ha insistido en que la Junta ha seguido a pies juntillas lo que le marcaba el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas
Según el portavoz, en la primera fase del pago a proveedores, el 62,4 por ciento de todas las facturas emitidas por las comunidades eran de gasto sanitario y en todas existían facturas registradas en la cuenta 409. Ha querido dejar claro que las facturas de esa cuenta son fiscalizadas por la Intervención General de la Junta y declaradas en la contabilidad nacional anualmente ante la Intervención General de la Administración del Estado.
Ha insistido en que se trata de un instrumento reglado, que se ajusta perfectamente al plan general contable y que cuenta con todos los controles.
Según ha insistido Vázquez, se trata de un procedimiento que sí tiene fiscalización en el momento en que se paga la factura; es transparente, ya que los proveedores pudieron consultar públicamente el listado de las facturas y hacer las correcciones que fueran necesarias, y es un procedimiento sometido a la supervisión del Ministerio de Hacienda.
Ha recalcado que este procedimiento ha sido usado por todas las administraciones para asumir, fundamentalmente, pagos de gastos sanitarios y de servicios sociales.
El portavoz ha lamentado que el PP-A trate permanentemente de "perjudicar la imagen de la gestión pública" de Andalucía y ha querido dejar claro que la Junta no va a permitir, en ningún momento, que se deje de atender a personas en el servicio público de salud.
Ha recalcado que Andalucía tiene un gasto sanitario eficiente, "con más servicios y prestaciones por menos coste por habitante", algo que algunos se empeñan en poner en cuestión de manera reiterada, cuando es el sistema sanitario público "de referencia en el conjunto del Estado".
NO ES UN REGALO DEL GOBIERNO
Asimismo, ha querido dejar claro que el acceso de la Junta a los mecanismos extraordinarios de liquidez, como son el FLA o el de pago a proveedores, no es un "regalo, sino un préstamo con intereses que van a representar para Andalucía el pago de 564 millones en intereses".
En este ejercicio, según ha explicado, serán 200 millones en intereses y ha indicado que si para el próximo año se aplicara el tipo de referencia del mercado, Andalucía se ahorraría 120 millones.
"El Gobierno está haciendo negocio con los préstamos que hace a las comunidades y, en concreto, hace negocio con el préstamos que hace a la Junta de Andalucía", ha recalcado Vázquez, para quien los gobiernos no están para "ganar dinero a costa de otras administraciones".