Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta cree que el informe de la CE le da la razón y exige que se tomen "las medidas necesarias"

El consejero andaluz de la Presidencia, Manuel Jiménez Barrios, interpreta que la declaración de la Comisión Europea en la que se reconoce que "las inspecciones españolas son desproporcionadas" en la frontera con Gibraltar "da la razón" a la postura que ha mantenido la Junta en este asunto. Por este motivo, el Gobierno andaluz exige que se tomen "las medidas necesarias para flexibilizar y paliar esa situación" en La Verja, que es "lo que corresponde ahora".
En rueda de prensa, Jiménez Barrios ha recordado que la Junta de Andalucía "siempre" ha rechazado que "sean los trabajadores los que paguen las consecuencias del conflicto entre España y Gibraltar".
"Dijimos por activa y por pasiva que había que buscar métodos y maneras para facilitar y flexibilizar entrada y salida del Peñón, porque hay casi 7.000 trabajadores que diariamente atraviesan la frontera y no es lógico, y menos en verano con las temperaturas que se dan, que haya tres, cuatro o cinco horas de cola", ha señalado.
Una situación por la que el Gobierno andaluz ha reclamado "incluso al ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo" en este sentido. Asimismo, ha señalado que se hacen "recomendaciones" en la declaración de la Comisión Europea que requieren de una inversión para facilitar el tránsito en La Verja, "una inversión que ya anunció el Gobierno pero que debe ser agilizada para que se pongan en marcha esas medidas".
Por último, el consejero de Presidencia ha recalcado que es "importante" atajar la situación de las colas en el paso fronterizo para "no seguir dañando la economía del Campo de Gibraltar, y especialmente la de La Línea de la Concepción (Cádiz)", ya que "los estudios y análisis económicos demuestran que se está produciendo un enorme daño a la economía de una zona necesitada de lo contrario: de actividades e implementación económica para sacarla de la situación de desempleo que sufre".