Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta pide que se "trabaje mucho y se hable poco" con respecto a la Mezquita-Catedral

La delegada de la Junta de Andalucía en Córdoba, Rafi Crespín, ante la polémica suscitada sobre la titularidad de la Mezquita-Catedral de Córdoba, ha pedido este miércoles que se "trabaje mucho y se hable poco" respecto a dicho monumento, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
En primer término y en rueda de prensa, Crespín ha aclarado que "queda en el espacio municipal y la Junta de Andalucía no tiene que decir nada" en relación al informe del secretario general del Ayuntamiento de Córdoba, Valeriano Lavela, según el cual hay que considerar "nula" la donación que en 1236 hizo de la Mezquita el rey Fernando III a la Iglesia Católica, opinando Lavela que, por ello, puede impugnarse la inmatriculación que hizo de la Mezquita-Catedral hace diez años el Obispado de Córdoba.
Al margen de ello, la delegada de la Junta sí que ha pedido "consenso y, en este aspecto, trabajar mucho y hablar poco de la Mezquita", pues cree que el monumento "lo que más necesita ahora es que se trabaje mucho para que siga siendo lo que es y lo que los datos avalan", en cuanto el número de turistas que visitan el monumento, que son más de 1,5 millones al año.
Ello hace, según ha subrayado Crespín, que la mezquita sea "nuestro principal baluarte con respecto al turismo, y la Junta de Andalucía seguirá cuidando siempre todo aquello que viene a colaborar con el bienestar y la generación de riqueza en esta tierra", con lo que ha insistido en su apuesta por el "consenso" y por "trabajar mucho y hablar poco", respecto a la mezquita.