Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Justicia admite "retraso" en el Reglamento de Víctimas del Terrorismo, pero muestra su "orgullo" por el texto final

El secretario de Estado de Justicia, Fernando Román, ha reconocido que el Reglamento que desarrolla la Ley de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo de 2011 ha atravesado un "camino largo" y cierto "retraso", pero se ha mostrado "orgulloso" del resultado final para poner de relieve que España es un "referente mundial" en la atención a estos afectados.
En la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, la diputada de Unión Progreso y Democracia Rosa Díez ha preguntado acerca del retraso de este reglamento, al tiempo que ha querido saber cuando se publicarán los protocolos de actuación en casos de atentado terrorista, que Fuerzas de Seguridad están interviniendo en su elaboración y cuántas personas han sido beneficiadas en virtud de este reglamento.
El 'número dos' de Justicia se ha comprometido a dar respuesta por escrito de estas cuestiones y ha admitido un "retraso" que "felizmente ha terminado" haciendo posible que el texto haya sido mejorado con las observaciones de diferentes agentes. "Ha sido un camino largo que nos hubiera gustado que hubiera sido más corto, pero ha merecido la pena que un tema de tanta trascendencia haya sido mejorado con varias incorporaciones", ha apostillado.
Según ha dicho, se buscará coordinar las Administraciones en aras de dar un "trato equitativo" a todas las víctimas y de "consolidar" el "liderazgo" de España a escala mundial en materia de protección integral de víctimas del terrorismo.
El secretario de Estado ha destacado que nuestro país se ha convertido en un "modelo y referencia" en la Unión Europea en cuanto a buenas prácticas hacia las víctimas de atentados.