Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juzgan este lunes a dos acusados de matar a golpes a un hombre durante la final del Mundial de Fútbol en un bar

La Audiencia Provincial de Cádiz acoge desde este lunes el juicio contra dos presuntos autores de un delito de homicidio. Están acusados de causar la muerte a un hombre tras propinarle una paliza por desagradar a uno de ellos el modo en que miró a su pareja cuando celebraban en un bar de la capital gaditana la final del pasado Campeonato Mundial de Fútbol. El Ministerio Fiscal pide 14 años de prisión para cada uno de ellos.
Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos tuvieron lugar el 11 de julio de 2010, cuando los dos acusados acabaron festejando la victoria española del Mundial de Fútbol junto a la pareja y el hijo de uno de ellos en un bar en el que ya se encontraba la víctima con unos amigos.
En un momento determinado, concretamente sobre la una de la madrugada, la pareja sentimental de uno de los acusados abandonó el local para cambiarse de ropa, regresando pocos minutos después. Al parecer, al pasar junto a la víctima y sus acompañantes éstos le dirigieron una mirada.
Esto fue observado por el primer acusado, que recriminó "de forma alterada" a la víctima que hubiese mirado a su pareja estando con el hijo menor, ante lo que la víctima se disculpó en ese momento.
El primer acusado regresó al lugar que ocupaba en el local y comentó lo ocurrido al segundo acusado, "decidiendo ambos entablar una pelea y agredir" a la víctima. Así, volvieron a aproximarse a éste para recriminarle, retándose finalmente para pelearse en la calle.
El dueño del bar se interpuso para tratar de evitar la pelea, aunque finalmente lograron sacar a la víctima a la calle, donde varias personas trataron inútilmente de evitar la reyerta. Según el escrito de la Fiscalía, los dos acusados se abalanzaron contra la víctima "con ánimo de causarle la muerte", propinándole golpes y patadas en la cabeza, tórax y abdomen.
Asimismo, relata que mientras los procesados pateaban a su contrincante, algunas personas que presenciaban la agresión les recriminaron su conducta, diciéndole que "se lo iban a cargar". Al comprobar que el hombre ya estaba inconsciente "se marcharon corriendo". La víctima falleció cuando era trasladado al hospital por un equipo médico.
El Ministerio Fiscal considera que los hechos descritos son constitutivos de un delito de homicidio, con el agravante de abuso de superioridad. Por ello, señala que procede imponer a cada acusado una pena de 14 años de prisión, así como la prohibición de comunicarse por cualquier medio y aproximarse a los familiares de fallecido durante 15 años.
Por vía de responsabilidad civil, establece que los acusados indemnicen, conjunta y solidariamente, a los padres de la víctima en la cantidad de 100.000 euros.