Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juzgan este miércoles a un hombre acusado del intento de homicidio de su mujer en 2012

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Cádiz juzga este miércoles a un hombre acusado del intento de homicidio de su pareja en 2012 en Sanlúcar de Barrameda, localidad en la que la víctima trabajaba y a la que desplazó el acusado con la intención, presuntamente, de acabar con su vida.
Según el escrito de calificación fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, acusado y víctima mantenían una relación sentimental y tenían tres hijos en común, conviviendo en Chipiona (Cádiz) en el momento de los hechos.
Detalla el escrito de la Fiscalía que el suceso tuvo lugar el 4 de octubre de 2012, cuando, "con intención de terminar con la vida" de su pareja, el acusado se dirigió en bicicleta hasta el bar en el que trabajaba ésta desde hacía unos días en Sanlúcar, provisto de un cuchillo de plástico, otro con mango de plástico y hoja metálica y un objeto punzante de "cierta envergadura".
Al verlo llegar al bar, la mujer salió a la calle "en previsión de que hubiera algún incidente violento", apartándose ambos a una distancia de entre 15 y 20 metros del local. Al parecer, el agresor le pidió que se fueran a la playa y ella se negó, reclamándole luego un beso y más tarde 40 euros, a lo que también se negó.
Según el relato del fiscal, el hombre insistía y estuvieron discutiendo unos minutos, hasta que él se acercó a la bicicleta, cogió el cuchillo de plástico y se lo mostró a la víctima diciendo que "con eso la iba a matar".
La mujer, pensando que se trataba de "una broma", dio un "leve empujón" a su pareja, lo que él habría aprovechado para "tirar el cuchillo de plástico al suelo y sacar el utensilio punzante y el cuchillo" que, al parecer, llevaba ocultos, asestándole "de forma violenta con el objeto punzante dos golpes", uno de ellos en el tórax y otro en la zona abdominal.
La víctima comenzó a sangrar y otras personas que habían presenciado lo ocurrido se interpusieron entre ambos, huyendo el agresor, que no fue localizado hasta que ocho días más tarde se personó en las dependencias de la Guardia Civil de Chipiona, donde fue detenido. El acusado se encuentra en situación de prisión provisional desde esa fecha.
A causa de la agresión, la víctima tuvo que ser intervenida quirúrgicamente y estuvo hospitalizada durante una semana, estando durante 40 días impedida para sus ocupaciones habituales. Señala la Fiscalía que, de no haber sido intervenida, la evolución de la herida abdominal "habría sido desfavorable, con riesgo para la vida". Apunta también que el objeto punzante y el cuchillo no han sido localizados, sí siendo intervenido el cuchillo de plástico.
Considera el Ministerio Fiscal que los hechos relatados son constitutivos de un delito de homicidio en grado de tentativa con el agravante de parentesco, por lo que solicita una pena de nueve años de prisión y la prohibición de que el acusado se acerque a la víctima a menos de 200 metros durante 12 años. Asimismo, reclama que indemnice a la mujer con 5.271 euros más intereses legales por las lesiones sufridas, los días que tardó en curar y secuelas.