Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JxSí y CUP llevan al Parlament parte del proyecto de una seguridad social catalana

JxSí y la CUP han registrado este martes en el Parlament la proposición de ley de la Agència Catalana de Protecció Social, que es parte de una de las denominadas leyes de desconexión: la de seguridad social.
El documento, consultado por Europa Press, expone que la ley se dicta de acuerdo con el artículo 150 del Estatut en uso de sus competencias exclusivas de autoorganización de la Generalitat.
Su capítulo primero regula la naturaleza jurídica como 'organismo autónomo de carácter administrativo dependiente del departamento competente en materia de protección social, que rinde cuentas ante el Parlament y atribuye las funciones en el ámbito de competencias de la Generalitat'.
La diputada de la CUP Mireia Vehí ha declarado a los medios que crear este organismo es la primera parte de la ponencia de la ley de desconexión de la seguridad social, aunque ha añadido que es una ley "autonómica" que no debería generar un conflicto con el Estado, si bien considera esta agencia como embrión de una seguridad social catalana.
El diputado de JxSí Chakir El Homrani ha dicho que esta agencia estará preparada para asumir las nuevas prestaciones que la Generalitat consiga "en el marco del proceso" de independencia que está llevando a cabo.
"La segunda parte será de modelo" de una futura seguridad social, ha añadido El Homrani, mientras que Vehí (CUP) ha especificado que crear este organismo es necesario para llevar a cabo la posterior desconexión del Estado.
CÓMO FUNCIONA LA AGENCIA
Las funciones de la agencia incluyen el despliegue operativo del sistema de protección social catalán entendido como los elementos vinculados a la protección social 'que sean competencia de la Generalitat', y la gestión centralizada de las prestaciones que integran los instrumentos de protección social competencia de la Generalitat, así como las que le sean atribuidas por esta ley.
El texto registrado también atribuye a la agencia la gestión de recursos que integra el sistema de servicios sociales, la relación con organismos equivalentes y otras administraciones, y la representación del Govern en las instituciones internacionales en materia de protección social.
La agencia tendrá una estructura orgánica formada por un presidente, un consejo general, un consejo asesor, un consejo de participación y un director, y el Govern aprobará los estatutos por decreto.
En ellos se establecerá todo lo que tenga que ver con prestaciones económicas, de servicios y tecnológicas y su régimen jurídico; las prestaciones vinculadas a las políticas de empleo; los apoyos a las unidades familiares; los cálculos actuariales y gestión financiera, medios personales y materiales e inspección de servicios y relaciones institucionales.
Su presidente, que tendrá la consideración de alto cargo, será nombrado por el Parlament por cinco años entre personas de 'amplio prestigio en el ámbito de la protección social y reconocida honorabilidad', y es función de la cámara separarle del cargo y aceptar su dimisión.
'Corresponde al Govern proponer a la persona candidata para presidir la Agencia con informe del conseller del Departamento a quien corresponda en materia de protección social', según el texto, que añade que, si el candidato no obtiene la confianza del Parlament, el Govern hará una nueva propuesta en un mes.
SISTEMA CATALÀ DE PROTECCIÓ SOCIAL
El anexo de la proposición de ley da tres meses al Govern para convocar a los agentes económicos y sociales para elaborar un Pacto Nacional de Protección Social, desde donde se afronten a corto y medio plazo los restos de protección social en Catalunya, y se pondrán 'las bases para el Sistema Català de Protecció Social'.
Para la CUP, este organismo es autonómico pero la agencia es el embrión de una seguridad social catalana: "A partir de ahora tenemos que ser valientes, hay que crear un marco de seguridad social catalán que garantice los derechos de forma universal que tenga una perspectiva de género clara que reconozca los trabajos reproductivos".
Para JxSí, es una parte es necesaria para gestionar "toda la seguridad social como un Estado cualquiera, y que tenga la capacidad de crecer a medida que vaya creciendo la protección social que gestiona Catalunya".
La proposición se ha registrado con la intención de que se debata en el pleno del Parlament --si supera las enmiendas--, algo que no consiguieron en la ponencia conjunta parlamentaria, donde JxSí y la CUP se quedaron solos en su debate y redacción, porque los grupos consideraban que no era el formato para construir esa ley.
Como se ha tramitado de urgencia, ambos grupos prevén que la ley de esta agencia se apruebe antes de agosto, porque JxSí y la CUP quieren abordar cuanto antes la segunda normal del proyecto: La Ley Integral para la Seguridad Social catalana.