Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JxSí insta a la CUP a probar Presupuestos de 2016 sin firmar "cheques en blanco"

El presidente del grupo parlamentario de JxSí, Jordi Turull, ha asegurado este miércoles que su grupo no le pedirá "un cheque en blanco a la CUP" para que le apruebe los Presupuestos de 2016, pero ha recalcado la realidad económica de la Generalitat.
En rueda de prensa tras la reunión con el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que ha durado algo más de una hora y cierra la ronda de contactos con los grupos parlamentarios, ha recordado que el primer paso para presentar las cuentas de la administración es "poner de acuerdo a los departamentos" que forman el Govern.
"Después hablaremos con la CUP. No les pediremos un cheque en blanco, pedimos que se sienten a negociar", ha explicado y se ha mostrado convencido de que alcanzarán un acuerdo para alumbrar unas Presupuestos para 2016.
Ha celebrado que la CUP haya pedido al presidente --en la reunión que han mantenido este mismo miércoles-- que los Presupuestos que presente el Govern sean lo más sociales posibles: "Ahí estamos de acuerdo", ha afirmado y ha subrayado que esta entente vendrá marcada por el margen de maniobra que permiten las arcas de la Generalitat.
Una vez hayan asumido la partida con la que cuentan, ha asegurado que el Govern estará dispuesto a escuchar las solicitudes que tengan que hacer los negociadores de la CUP que ya han hecho pública su intención de solicitar una renegociación de la deuda catalana y que se han posicionado en contra de subvencionar a colegios privados que segreguen por sexo mientras haya escolares en barracones.
"Pueden pedir una serie de cuestiones. Hablemos", ha dicho y ha insistido en que se contemplarán desde los márgenes de variación, sumergiéndose en los números, y viendo las posibilidades que hay para hacer las cuentas lo más sociales posibles, en el margen de esos mismos números.