Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

JxSí se reorganiza internamente y creará un órgano de dirección solo con diputados

Germà Bel impulsa este cambio tras haber planteado su dimisión como dirigente del grupo
El grupo de JxSí en el Parlament, formado por CDC, ERC, MES, Demòcrates e independientes, se reorganizará internamente en los próximos días y creará un órgano de dirección del que formarán parte solo diputados.
Lo ha anunciado el diputado del grupo y cabeza de JxSí en Tarragona en las elecciones del 27S, Germà Bel, que el lunes presentó su renuncia a formar parte de la dirección actual del grupo porque consideraba que no estaba funcionando como era debido.
"El lunes presenté mi renuncia. No amenacé, la presenté. Pensaba que no era una forma de funcionar lo bastante buena", ha argumentado Bel, que espera que con la reorganización se solventen estos problemas.
El problema del actual funcionamiento de la dirección, según Bel, eran dos: asistían personas ajenas al grupo que, a su juicio, no tenía que asistir y, además, la dirección asumía tareas de coordinación que no debía.
Bel argumenta que hasta ahora la dirección tomaba decisiones, se coordinaba con el Govern y coordinaba los varios partidos que forman parte del grupo, y ha sentenciado que su principal función debería ser solo ejecutiva, no de coordinación.
Así, tras hablarlo el miércoles con los líderes del grupo --el presidente del grupo, Jordi Turull (CDC), y la portavoz, Marta Rovira (ERC)-- se ha decidido crear "un órgano constituido única y exclusivamente por diputados sin ninguna otra participación" de personas ajenas al grupo.
Este órgano, según Bel, "reforzará el músculo del grupo parlamentario y la capacidad de funcionar de JxSí", y se dejará la coordinación con el Govern y las relaciones entre los partidos para otros ámbitos, en los que no ha querido entrar.
Según fuentes de JxSí, hasta ahora en las reuniones dirección acudían asistentes de los diputados y miembros del Govern, y Bel asegura que en el nuevo órgano se superará este esquema: solo diputados y está por ver cuantos.
COMPOSICIÓN
Así, Bel propone un órgano solo con diputados, reducido, y se ofrece a formar parte de él si así se lo proponen Rovira y Turull; la última decisión sobre si se crea el órgano la tendrán los 62 diputados de JxSí, que se reúnen los martes en el Parlament.
"Es irrelevante si yo quiero estar o no en la dirección. No me comprometí con JxSí por eso. Si se me propone y este nuevo órgano suple los defectos que han hecho que yo no pudiera acercarme, no tengo inconveniente en estar. No es un tema personal", ha expuesto.
LIBERTAD DE VOTO
Bel ha asegurado que "la unidad de acción nunca ha estado en riesgo" en JxSí, y ha explicado que no es partidario de recurrir sistemáticamente a la libertad de voto cuando en el pleno hay temas en que los distintos partidos que forman el grupo no tienen una opinión de consenso.
"La libertad de voto es un elemento que debe estar limitado a cuando hayan temas que tengan conexiones con los principios muy básicos de la consciencia", ha sentenciado.