Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Karzai pide a "todos los grupos armados" que voten en los comicios afganos

El presidente afgano, Hamid Karzai, hoy durante una rueda de prensa en el palacio presidencial en Kabul, Afganistán. EFEtelecinco.es
El presidente afgano, Hamid Karzai, instó hoy a "todos los grupos armados de la oposición", incluidos los talibanes, a que participen en los comicios del próximo 20 de agosto y pidió a la comunidad internacional que no interfiera en el proceso electoral.
"Pido a todos los grupos armados de la oposición, ya sean talibanes o de Hizb-e-Islami, que se registren, que tomen sus carnés de voto y voten", afirmó Karzai en una rueda de prensa televisada en el palacio presidencial de Kabul.
La propuesta de Karzai, que ha sido rechazada por los talibanes, incluye al grupo radical Hizb-e-Islami, liderado por el ex muyaidín y ex primer ministro afgano Gulbudín Hekmatyar y que está en la lista negra de organizaciones terroristas de EEUU.
Asimismo, el presidente se refirió al papel de la comunidad internacional en las elecciones presidenciales afganas, previstas para el próximo 20 de agosto y en las que parte como favorito.
"Reiteradamente he pedido a la comunidad internacional y a los funcionarios afganos que dejen de interferir en el proceso electoral de Afganistán", dijo Karzai.
Agregó que "todos los candidatos tienen derecho a reunirse con diplomáticos extranjeros", aunque matizó que está preocupado por el hecho de que los aspirantes a la presidencia de Afganistán discutan y busquen consejo "sobre sus planes de futuro" con extranjeros.
Con estas palabras, Karzai hizo una velada alusión a las reuniones frecuentes de diplomáticos, entre ellos estadounidenses, con algunos candidatos.
"No deben hablar de cambiar la estructura del Gobierno de Afganistán", aseguró Karzai, al explicar que había recibido información de que algunos países y varios candidatos están discutiendo sobre "la descentralización de Afganistán".
"Hablan de cambiar la Constitución y de convertir Afganistán en un Estado federal", declaró Karzai, antes de aseverar: "Mi nación y yo nos posicionamos firmemente en contra y nos oponemos a ello".
Karzai se mostró esperanzado en que los comicios se celebren en una sola vuelta ya que, en su opinión, de ser necesaria una segunda votación se generarían "muchas tensiones" en el país.
"Reaccionaremos duramente si descubrimos que hay países intentando arrastrar (las elecciones) a una segunda vuelta", alertó.
El jefe de Estado afgano negó estar usando fondos públicos para financiar su campaña electoral y precisó que está recibiendo la ayuda de aportaciones económicas particulares.
Karzai reconoció, sin embargo, el uso de los recursos del Gobierno cuando viaja, circunstancia que justificó por el hecho de que además de un candidato es el presidente del país.
También añadió que su Gobierno luchará por acabar definitivamente con la corrupción.
Poco después de la intervención de Karzai, la insurgencia talibán rechazó la oferta y calificó las elecciones de "conspiración" estadounidense.
"Creemos que las elecciones son una conspiración de EEUU para engañar a los afganos", dijo un portavoz talibán, Zabihullah Mujahid, citado por la agencia AIP, que agregó que en el pasado ya habían recibido esa propuesta y hoy la rechazan de nuevo.
"Los resultados de las votaciones ya han sido decididos en Washington. Será colocado un hombre que pueda proteger perfectamente los intereses y objetivos de EEUU", apostilló Mujahid.
También reiteró que la insurgencia usará "toda la fuerza para frustrar" los comicios y pedirá a los afganos que no participen.
La "raíz que causa todos los problemas y la destrucción es la interferencia de las fuerzas extranjeras en Afganistán", añadió.
Hamid Karzai parte como favorito para revalidar su mandato en los comicios a los que se presentan otros 40 candidatos, entre ellos el ex ministro de Exteriores Abdulá Abdulá y el ex titular de Finanzas Ashraf Ghani.
En esos comicios, los ciudadanos deberán también determinar la composición de los consejos provinciales del país, que se encuentra sumido en clima de inseguridad generalizada en el que los atentados de la insurgencia son frecuentes.
Para la campaña electoral, que arrancó en Afganistán el pasado 16 de junio, el enviado de la ONU al país, Kai Eide, pidió a los candidatos "dignidad y justicia" y añadió que son responsables de garantizar "que las elecciones fortalecen las instituciones democráticas de Afganistán".