Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La abogada de Katia Esteban cree que la joven estuvo desvalida en la enfermería del Arena y por el fiscal

Reprocha que se haya rebajado la pena a los Viñals a un año y medio de cárcel
La abogada Naira Cordero, representación legal de la familia de Katia Esteban, ha manifestado en su informe de conclusiones en el juicio que la joven "no solo estuvo desvalida en la enfermería sino que se mantiene desvalida por el Ministerio Público".
Así lo ha manifestado durante la exposición de su informe final en el que ha criticado el hecho de que la fiscal en sus conclusiones rebajará la pena a los doctores Viñals de dos años a un año y medio al quitarles la responsabilidad en la muerte de Katia Esteban, de 18 años.
Precisamente Katia Esteban fue una de las tres niñas que pasaron por la enfermería. Los doctores Viñals la dieron por muerta a pesar de que estaba en parada cardiorrespiratoria, situación que fue confirmada por los facultativos que la atendieron del Samur.
La letrada ha insistido en que Katia Esteban en ningún momento fue atendida por los médicos de la enfermería sino más bien desasistida.
La abogada ha comenzando su informe cargando contra los acusados, quienes a su entender han intentado convencer durante sus declaraciones que no tuvieron la culpa de los hechos.
Sin embargo, a su juicio, la prueba practicada en el juicio ha dado por acreditado que "todos y cada uno de ellos deben ser condenados y responder por los hechos".
También ha querido destacar que sus representados han tenido que vivir "día a día el sufrimiento" por la muerte de su hija y han tenido que ver durante casi cuatro años la imagen de los culpables.
Así ha dado por acreditado el ánimo de lucro desmedido en la venta de un número de entradas superior al aforo permitido. Esa noche Miguel Ángel Flores llegó a recaudar casi 600.000 euros.
Para la abogada, Flores mostró "un desprecio total a la seguridad de los asistentes" y ha recordado que no hubo reuniones previas ni se tomaron las medidas de seguridad necesarias para garantizar la seguridad de los asistentes. Además, ha insistido en que todos los acusados a pesar de saber el sobreaforo no hicieron nada.