Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lambán quiere un acuerdo PSOE-Podemos-IU con apoyo de C's, pero sin aceptar el apoyo de independentistas

El presidente del Gobierno de Aragón, el socialista Javier Lambán, ha asegurado que ve "factible" un acuerdo entre el PSOE, Podemos e IU que permita a Pedro Sánchez formar gobierno y que tendrá que lograr el apoyo de Ciudadanos, porque los socialistas no pueden "admitir ni por activa ni por pasiva" el respaldo de formaciones independentistas.
"No puede ser que un gobierno que va a tener que afrontar el problema del independentismo catalán, cuente con la ayuda parlamentaria de los independentistas catalanes", ha subrayado Lambán en declaraciones a los medios de comunicación tras participar en los actos por el Día de Aragón en Fitur.
Preguntado cuál será el voto de los diputados aragoneses del PSOE si ese acuerdo finalmente incluye a ERC o Bildu, ha negado que el caso llegue a darse. Esos parlamentarios harán lo que diga la dirección federal, ha respondido. "Y lo que marcará la Ejecutiva Federal es que con ERC y con Bildu no se puede hacer ninguna clase de pacto", ha dicho.
DENTRO DEL MARGEN CONSTITUCIONAL
El dirigente socialista ha asegurado que ese pacto de izquierdas posible deberá estar basado en medidas de regeneración democrática, políticas sociales y de igualdad y de reforma de la Constitución, estas últimas "que permitan solucionar el problema catalán".
En cualquier caso, Javier Lambán ha recalcado que ese acuerdo con Podemos e IU no deberá sobrepasar "ni un centímetro lo establecido en la Constitución". "El derecho de autodeterminación y a decidir es anticonstitucional y es implanteable", ha dicho.
Esa reforma de la Carta Magna debe servir para que "vuelvan a encajar" las piezas de la España autonómica "y federal". "Y sometámoslo a referéndum no solo de los catalanes sino de todos los españoles", ha agregado.
El dirigente aragonés no ha querido responder a la opinión de otros dirigentes del PSOE ni de los medios de comunicación (se ha referido expresamente al editorial de El País). "Ni para mí ni para el PSOE es el catecismo ni marca la hoja de ruta", ha concluido.