Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El etarra Elizarán, en libertad tras acudir voluntariamente en la Audiencia Nacional

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha puesto en libertad al etarra Aitor Elizarán después de que este se haya presentado voluntariamente en el juzgado donde está procesado por un delito de lesa humanidad y se haya dejado sin efecto la orden de detención dictada contra él tras ser expulsado de Francia.

La magistrada ha decretado la puesta en libertad del antiguo dirigente de la cúpula de la banda terrorista con el favorable de la Fiscalía y le ha impuesto como medida cautelar que se presente, cada quince días o cuando sea llamado, al juzgado más cercano a su domicilio, además de retirarle el pasaporte y prohibirle salir del territorio nacional sin previa autorización judicial.
Lamela, que ha impuesto a Elizarán la obligación de facilitar un domicilio y un teléfono donde pueda ser localizado, le ha citado para el próximo martes a las 10.30 horas para tomarle declaración indagatoria y celebrar la comparecencia del artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
La magistrada deja así sin efecto la orden de detención que fue cursada por el juez José de la Mata mientras se encontraba de guardia, al argumentar que la situación del procesado "ha cambiado" y recordar que no se le había notificado la existencia de este procedimiento ni había sido citado por el juzgado, por lo que "no puede afirmarse con rotundidad que la intención del mismo fuera sustraerse a la acción de la Justicia".