Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La reforma de Ley Electoral de la Comunidad Valenciana contempla reducir los "elevados" gastos de campañas

El consejero de Gobernación, Serafín Castellano, ha manifestado este viernes que la reforma de la Ley Electoral Valenciana contempla, entre otras cuestiones, reducir los "elevados" gastos de las campañas electorales, dotar de "la máxima transparencia" a los asuntos que se traten y mejorar "la participación democrática" de la ciudadanía.
Castellano ha realizado estas declaraciones, tras ser preguntado por los periodistas sobre este asunto, en la clausura de las jornadas 'Evolución del Estado Autonómico y Reforma de los Estatutos'.
El titular de Gobernación ha reiterado que la reforma de esta norma será "de fondo" y no afectará a cuestiones "técnicas". Según el calendario propuesto, se aprobará a finales de 2012. En septiembre, el consejero se reunió con los síndic de los cuatros grupos parlamentarios y en octubre cada grupo ha presentado por escrito sus propuestas.
En este sentido, Serafín Castellano ha explicado que, "conforme está el calendario previsto", los candidatos "tienen que cambiar sus propuestas para poder desarrollar y modificar la Ley Electoral".
A partir de entonces, el Consejo Valenciano elaborará un primer borrador del anteproyecto de Ley que en enero se reenviará a los grupos para analizarlo en una reunión conjunta antes de someterlo a los preceptivos informes del Consejo Jurídico Consultivo y Comité Económico Y Social. Después se aprobará por el Pleno del Consejo y se remitirá sobre septiembre u octubre a las Cortes Valencianas para su aprobación definitiva antes de fin del próximo año. Luego debe ser refrendado por las Cortes Generales.
El consejero, al respecto, ha añadido que "espera" que la reforma se lleve a cabo "en los plazos marcados en el calendario" y ha recordado que algunos de los objetivos que contempla la reforma son aumentar la "participación democrática de los ciudadanos", la "cercanía" entre instituciones y ciudadanos, así como "dotar de la máxima transparencia a todos los temas y asuntos electorales" y también "reducir los gastos electorales, que siempre son elevados en las campañas".