Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lissavetzky cree que el agente que acompañó al 'pequeño Nicolás' no debería seguir en la Policía Municipal

Pide que se aclare si alguien de la Corporación municipal le ordenó acompañarle y si cobró dinero por ello
El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha afirmado que el agente de la Policía Municipal que acompañó al 'pequeño Nicolás' a un viaje a Lugo no debería estar en el cuerpo y tendrá que "apencar" con su responsabilidad.
Por otra parte, ha manifestado que también debe aclararse si este cabo de la Policía Municipal acompañó al joven por voluntad propia o si se lo ordenaron desde instancias municipales, recalcando que si fuera lo segundo "sería muy grave".
Así lo ha manifestado a los medios de comunicación durante su visita a la Fundación Juan XXIII para la discapacidad intelectual acompañado por los ediles socialistas Ana García D'Atri y Diego Cruz y en referencia a la decisión del Consistorio de apartar del cuerpo de escoltas a este agente por dichos hechos.
Lissavetzky ha remarcado que el hecho de que un cabo de Policía Municipal vaya protegiendo o "haciendo el paripé" con una personas de estas características "enciende todas las luces de alarma" y requiere una "rápida comprobación" de todas las circunstancias que rodean a este caso.
"No sé si lo hizo porque pagaran un dinero, no sé si porque se lo ordenaron, si alguien se lo ordenó da idea de esta situación", ha añadido el portavoz socialista quien, a su vez, ha pedido al Consistorio que aclare si dicho agente recibió dinero por acompañar al 'pequeño Nicolas'.
Lissavetzky también ha subrayado que su grupo municipal va a llevar esta cuestión al Pleno municipal y entiende que el Ayuntamiento no puede tardar en dar explicaciones profundas sobre lo acontecido y debe "cuando antes sacar a la luz" para tranquilidad del cuerpo y de la ciudaanía.
A su juicio, lo sucedido "va más allá de la anécdota periodística" y ha agregado que "no puede ser" que se preste servicio por parte de un agente de la Policía Municipal a una "persona así".
Lissavetzky, además, ha afirmado que los partidos tienen que tener mayores controles para evitar que este tipo de personas se acerquen a las formaciones con el sentido de "hacer trampas a la sociedad". Además, ha incidido en la cercanía que parecía tener el 'pequeño Nicolas' con FAES y personas "importantes" de la política madrileños a raíz de diversas fotografías difundidas en medios de comunicación.