Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lissavetzky cree que "pedir disculpas está bien" pero pide medidas de "tolerancia cero" con la corrupción

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, ha manifestado que pedir disculpas ante posibles casos de corrupción "está bien" pero que se debe seguir trabajando en medidas de prevención y de máximo rigor y control para aplicar la norma de "tolerancia cero" con una actuación "seria y dura".
Así lo ha dicho en rueda de prensa previa al Pleno municipal del jueves y en relación con la investigación de la operación Púnica y las reacciones políticas que ha generado el caso, que ha llevado incluso al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a pedir perdón.
"Yo creo que una disculpa nunca viene mal, pero las disculpas a posteriori tienen el valor que tienen", ha comentado Lissavetzky para añadir que en este punto no va a entrar en la polémica de si afecta más al PP o al PSOE, pues cada partido tendrá que "asumir su culpa".
No obstante, ha dicho que en el caso de las disculpas que enunció la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, se referían al hecho de haber designado a Francisco Granados como secretario general de la formación en Madrid.
"No es lo mismo tener a un secretario general durante tantos años en una trama", ha comentado el edil del PSOE para añadir, aparte, que varios exministros del PP han estado las últimas fechas declarando en sede judicial por presuntos casos de corrupción.
En el caso del PSOE, Lissavetzky ha comentado que su formación "ha echado" del partido a los consejeros que realizaron gastos con las tarjetas opacas de Caja Madrid y que se ha suspendido de militancia al alcalde de Parla, Jose María Fraile, implicado en la supuesta trama de corrupción.
"Como decía Martes y Trece, es igual pero no es lo mismo", ha zanjado en referencia a la repercusión del caso en el PP y en el PSOE.
En este sentido, ha defendido que existe una labor política honesta y que, por ejemplo, en el caso de su grupo municipal y de la mayoría de representantes del PSOE se trabaja en favor de la ciudadanía. Por ello, ha reclamado que se cambien "las cosas que no funcionan" y que la representación política debe decir a la ciudadanía que el "virus tremendo" de la corrupción debe ser atajado "de la manera más drástica posible".
Por otra parte y respecto a la postura de su formación sobre la proposición de UPyD para pedir al Consistorio que reclame a la Asamblea la apertura de una comisión de investigación sobre las tarjetas b de Caja Madrid, Lissavetzky se ha mostrado partidario de la máxima transparencia.
Al respecto, el edil Diego Cruz ha añadido que su grupo defiende la postura de aportar transparencia pero que el sentido del voto aún no está decidido, dado que tampoco quieren "saltar" a los compañeros de la Asamblea.