Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llach (JxSí) afirma que el camino al 1-O "habría sido imposible" sin la CUP

El diputado de JxSí en el Parlament Lluís Llach ha afirmado este martes que el camino hacia el referéndum del 1 de octubre "habría sido imposible sin la CUP", a la que ha agradecido su apoyo parlamentario que dota al independentismo de mayoría en el hemiciclo.
Lo ha dicho en el acto 'Garantías para la democracia' en el Teatre Nacional de Catalunya (TNC) para explicar detalles del proyecto de ley del referéndum, en que también participa el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont; el vicepresidente, Oriol Junqueras, y el presidente y la portavoz de JxSí en el Parlament, Jordi Turull y Marta Rovira.
El cantautor Llach ha sido la voz que ha iniciado el acto, para afirmar el compromiso del Govern y JxSí de ponerse "al frente" del proceso de independencia y que su intención en el TNC es explicar las garantías que quieren dar a los catalanes el día del referéndum para votar con normalidad.
En su intervención ha asumido las diferencias y las contradicciones que les separan de la CUP, que no han sido impedimento para llegar a un acuerdo en torno al 1-O; ha afirmado que no disimulan los giros y dificultades que han sufrido para llegar a esa entente, y ha ironizado: "Y los litros de tila que hemos consumido unos y otros durante estos 18 meses", desde las elecciones del 27 de septiembre de 2015.
Al acto han asistido la presidenta del Parlament, Carme Forcadell; los miembros del Govern; los diputados de JxSi --todos ellos compartiendo el acto desde el escenario--; la mayoría de diputados de la CUP; los presidentes de ANC y de Òmnium, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart; alcaldes de JxSí; el expresidente Artur Mas, y el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, recibidos con gritos de 'independencia' del público.