Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llamazares discrepa de Garzón: "No se puede decir que los resultados hubieran sido peores, el objetivo era sumar"

El excoordinador federal de IU y miembro de la corriente Izquierda Abierta, Gaspar Llamazares, ha dejado claro este martes que no comparte el análisis del líder de su partido, Alberto Garzón, que defendió este lunes la coalición con Podemos afirmando que habrían obtenido peor resultado en caso de haberse presentado de forma independiente.
"No se puede decir que los resultados hubieran sido peores por separado, el objetivo era sumar los electores de las dos fuerzas y no han sumado, algún problema habrá habido", ha dicho en declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press.
Llamazares considera que ha quedado demostrado que la "fusión fría" de Podemos e IU no ha funcionado, porque las "culturas políticas no se mezclan como si fueran una mezcla química". Entre otras cosas, ha recordado que ambas formaciones venían de enfrentarse en las elecciones de diciembre.
Por eso, para no dejar "huérfanos" a quienes no se sintieron representados por la "cultura política" de Podemos, ha pedido medidas políticas, entre ellas una portavocía para el líder de IU, Alberto Garzón, y un "papel cualitativo" con una "identidad reforzada" para IU en el grupo parlamentario de Unidos Podemos.
Para Llamazares, la coalición debe tomar "medidas políticas" más que "responsabilidades personales", y sobre todo "escuchar y analizar los resultados" y no "considerar que no ha pasado nada".
"Lamento haber tenido razón", ha afirmado. Llamazares ve claro que la repetición de las elecciones suponía "mayor firmeza del electorado y capacidad de movilización del PP con la estrategia del miedo" y que la "alianza precipitada" no ha sumado, sino que les ha dejado a menos de la mitad de sus expectativas.
HAY QUE INTENTAR FORMAR GOBIERNO, PERO DESPUÉS DEL PP
Sin embargo, pese a que tiene claro que "el PP está más cerca de tener Gobierno que hace unos meses", ha apostado por intentar una "alternativa de izquierdas". "No sé si es la voluntad del conjunto de la izquierda, pero sería la mía", ha dicho.
Eso sí, cree que para ello habría que actuar revés de lo que hizo el PSOE el pasado invierno, es decir, "primero negociar con la izquierda y luego intentar ampliarlo a otros". A su juicio, pactar primero con Ciudadanos y luego hacer "un llamamiento retórico a la izquierda" fue una "estrategia equivocada" del PSOE.
Nos obstante, sí coincide con el PSOE en que antes de dar ese paso primero debe intentar formar gobierno el PP, "sumando a los afines y no a los que no lo son". A su juicio, es "paradójico" que el PP intente sumar a los que están al otro lado del espectro político, cosa que está bien para los "temas de Estado", pero no para un Gobierno, que "no puede ser a la vez de centro izquierda y de centro derecha".