Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Llevar en avión militar a Rajoy a un congreso del PP europeo en Dublín costó casi 14.500 euros

"Quizá se les ha olvidado lo que decían a Zapatero", señaló Llamazares cuando denunció uso abusivo de aviones oficiales
El viaje del presidente Mariano Rajoy para asistir en marzo a un congreso del PP europeo en Dublín y volver después a España, realizado en un avión Falcon del Ejército del Aire, tuvo un coste total de casi 14.500 euros, según ha reconocido el Gobierno en respuesta al diputado de IU Gaspar Llamazares, quien había censurado el uso abusivo de aviones oficiales recordando precisamente las críticas que vertía el PP en la oposición contra el Ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.
Llamazares presentó una pregunta en el Congreso interesándose por el uso de un avión 'Falcon 900' para llevar a Rajoy de Bruselas (Bélgica) a Dublin (Irlanda), donde iba a participar el 8 de marzo en la cumbre del Partido Popular Europeo. Se supo de este vuelo porque el avión sufrió una avería poco después de despegar desde Irlanda de regreso a Madrid.
El diputado de IU recordaba que el 19 de octubre de 2012, Rajoy viajó de Bruselas a Vigo en un Falcon de la Fuerza Aérea para participar en sendos mítines electorales en Vigo y en Ourense en el cierre de campaña de las elecciones gallegas, tras asistir en Bruselas al Consejo Europeo.
NO ERA LA PRIMERA VEZ
"No es la primera vez que Rajoy abusa de aviones oficiales para usos privados partidarios --explicaba el diputado de IU--. Quizás se haya olvidado de sus críticas al anterior Presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, por similares prácticas abusivas".
De hecho, cuando el PP estaba en la oposición llegó a denunciar a Zapatero en el Congreso por incumplimiento del Código de Buen Gobierno por utilizar aviones militares para acudir a mítines de la campaña electoral del PSOE, e incluso exigió que la factura la pagara el PSOE.
En aquellos días, el propio Rajoy sostenía que los viajes de Zapatero en Falcon para acudir a mítines del PSOE eran "burla tras burla", "reírse de los españoles", "mofarse de los contribuyentes", y "una prueba de prepotencia impropia de un gobernante democrático en el siglo XXI". "No tiene derecho (Zapatero) a utilizar los medios que son de todos para hacer campaña electoral en beneficio de su partido", decía entonces el líder del PP, según el relato de Llamazares.
La entonces secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, actual ministra de Fomento, pedía "explicaciones" al Gobierno del PSOE por el "uso abusivo" de aviones oficiales en viajes privados y exigía que los gastos se pagaran del bolsillo del PSOE. "Este Gobierno dice una cosa y hace justamente lo contrario --declaraba en 2006--. Dime de lo que presumes y te diré de lo que careces".
Con esos antecedentes, Llamazares preguntó "cuál fue el coste total para las arcas públicas" del viaje a Dublín y propuso al Ejecutivo establecer de una vez "un 'protocolo' sobre el uso de aviones oficiales, que sea válido para cualquier presidente, de manera que no se actúe a la carta por parte del Gobierno de turno".
En su respuesta, recogida por Europa Press, el Gobierna detalla que "el coste total del viaje objeto de la pregunta asciende a 14.414,86 euros".
IBA A VER AL PRIMER MINISTRO Y LUEGO...
Según explica, Rajoy viajó desde Bruselas porque allí había asistido a un Consejo Europeo extraordinario con motivo de la crisis en Ucrania y justificó el desplazamiento a Dublín porque iba a mantener un encuentro oficial con el primer ministro irlandés. "Y, posteriormente, acudió a la Cumbre del Partido Popular Europeo que tuvo lugar en dicha ciudad", añade.
En cuanto a la demanda de un protocolo que evite estas polémnicas, el Ejecutivo se limita a recordar que "el uso de medios aéreos del Ejército del Aire se somete a las normas fijadas por el Ministerio competente, de acuerdo con las instrucciones de Presidencia del Gobierno de 26 de abril de 2006, y que fue actualizada por última vez en el año 2010".