Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Lokarri cree que la ponencia de paz nace "con un déficit importante" si se "relega" a la izquierda abertzale

Lamenta que el Gobierno central no está contribuyendo a consolidar la nueva coyuntura ya que está "errando en el objetivo"
El coordinador de Lokarri, Paul Ríos, ha señalado que la ponencia de paz del Parlamento vasco se pondrá en marcha "con un déficit importante" si se va a relegar a la izquierda abertzale "a un papel casi simbólico". En este sentido, ha subrayado que entiende las críticas de este colectivo, ya que "quieren participar en igualdad de condiciones en aquellos foros en que se decide el futuro de la convivencia".
En declaraciones a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Ríos ha criticado asimismo que "seis meses después del fin de la violencia de ETA", el Gobierno no está contribuyendo a consolidar la nueva coyuntura al "errar en el objetivo". A su juicio, la única receta para construir una salida es "que los partidos políticos vascos logren consensos amplios sobre cómo construir la convivencia".
Tras indicar que se le ha dado "mucha importancia" a cuestiones como el texto de la ponencia de paz o su composición, Ríos ha remarcado que cuando ésta "va a tener que demostrar que puede surtir efecto en el camino abierto será cuando se constituya y se decida quiénes van a comparecer".
"Si las comparecencias van a ser muy limitadas, no va a haber acuerdo o bien se va a relegar la izquierda abertzale a un papel casi simbólico esta ponencia estará poniéndose en marcha con un déficit importante", ha lamentado, para añadir que entiende las críticas realizadas por la izquierda abertzale.
En su opinión, la izquierda abertzale quiere participar "en igualdad de condiciones en aquellos foros en que se decide el futuro de la convivencia" y por ello les ha animado a que, si son invitados "participen y si quieren decir que hay un déficit de representación tanto en el Parlamento, como en otras partes, que lo hagan".
Para Ríos, la ponencia puede ser un "primer paso" para superar el exceso de rondas bilaterales entre partidos, aunque ha abogado por dar "un paso más". En este sentido, ha considerado que podrá ser muy interesante "en la próxima legislatura".
"Ojalá estén todos representados, esté constituida y creada y haya una oportunidad para entre todos llegar a consensos. Esta ponencia se debe proyectar hacia la próxima legislatura porque ahora hay poco tiempo", ha añadido.
El coordinador de Lokarri ha recordado además que la izquierda abertzale ya mostró su rechazo a la violencia terrorista de ETA "de manera clara" en la "presentación de los estatutos de Sortu" y ha abogado por "buscar una manera para que la izquierda abertzale tenga una participación continuada en la ponencia".
"Lo ideal hubiera sido que el propio lehendakari convocara una mesa de diálogo tipo el pacto de Ajuria Enea en el que se hubiera podido contar con todos los representantes institucionales, incluido el diputado general de Guipúzcoa de Bildu", ha añadido.
ACTITUD DEL GOBIERNO CENTRAL
Preguntado por el comportamiento del Gobierno de Mariano Rajoy, Ríos ha manifestado que "seis meses después del fin de la violencia de ETA, el Ejecutivo no está contribuyendo a consolidar la situación, está errando en el objetivo".
"Dice que su objetivo es la derrota de ETA cuando debería ser poner las bases para una convivencia pacífica y democrática. Y a eso no está respondiendo. No está haciendo el esfuerzo que sería razonable", ha lamentado.
A su juicio, el Gobierno se tiene que replantear qué quiere hacer en el futuro y, tras reconocer que "no ve demasiadas luces de esperanza de que pueda cambiar", ha considerado que "la única receta para construir una salida es que los partidos políticos vascos logren consensos amplios sobre cómo construir la convivencia".
"El Gobierno ha mantenido una estrategia durante los últimos años; el PP ha dado continuidad a la estrategia del PSOE y en este nuevo momento no han cambiado nada dentro de esa estrategia. Si han cambiado las circunstancias tendrán que hacer algo nuevo, falta una iniciativa concreta", ha añadido.
En esta línea, ha argumentado que el propio Ejecutivo no sabe qué hacer o cómo hacerlo ya que tiene sus condicionantes por "la presión de medios de comunicación y organizaciones de víctimas con una postura muy radical... se ve constreñido por todo ello, pero tendrá que hacer algo".
FINAL DE ETA
Respecto al final definitivo de ETA, Ríos ha expresado que los problemas de la sociedad vasca solo tienen una solución, "dialogo, consenso y respeto de los derechos humanos", algo que, a su juicio, ETA ha interiorizado.
En esta línea, ha valorado que quien ha marcado los ritmos y la nueva estrategia es la izquierda abertzale, no ETA. "El liderazgo está ya en manos de la política y es más fácil llegar a diálogos y consensos con políticos", ha finalizado.