Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Londres protesta también ante España por lo que considera una "incursión ilegal" de la Guardia Civil

El Encargado de Negocios de la Embajada Británica en Madrid ha trasladado su apoyo a Gibraltar tras el incidente entre la Guardia Civil y la Policía gibraltareña en las aguas en torno al Peñón, cuya soberanía se disputan Madrid y Londres, y ha anunciado que también ha protestado ante el Gobierno español por lo que considera una "incursión ilegal" por parte del Instituto Armado, según ha informado a Europa Press un portavoz de la Embajada Británica en Madrid.
Las mismas fuentes han confirmado que el encargado de negocios británico fue convocado la tarde de este viernes por el Ministerio de Asuntos Exteriores español después de una protesta previa por parte de Londres. Ambas protestas, han indicado las mismas fuentes, motivadas por "la incursión ilegal" en aguas territoriales de Gibraltar por parte de dos embarcaciones de la Guardia Civil en la mañana del jueves.
Durante ese encuentro, el encargado de negocios calificó de "completamente inaceptables" este tipo de incursiones y defendió la "correcta" actuación de la Royal Police de Gribraltar. Así, ha trasladado el "completo apoyo" del Gobierno británico y ha anunciado que el lunes presentarán una nota verbal en la que se manifestará su posición "de manera clara".
"Creemos que debe existir cooperación entre los cuerpos y fuerzas de seguridad alrededor de Gibraltar, pero no aceptaremos cualquier intento de ejercicio de jurisdicción española sobre aguas británicas y estamos preocupados por las peligrosas maniobras que llevan a cabo las embarcaciones de la Guardia Civil que pueden resultar en lesiones serias o en una fatalidad", ha argumentado el citado portavoz de la Embajada británica en Madrid.
INCIDENTES REITERADOS
Los incidentes entre la Guardia Civil y la Policía de Gibraltar se vienen produciendo de manera reiterada desde la llegada al poder del PP a finales de 2011, si bien también ocurrieron en la etapa de Gobierno de los socialistas.
Londres suele protestar por lo que considera "incursiones" de la Guardia Civil o de la Armada en aguas de soberanía británica, y España por los obstáculos de Gibraltar a la actividad de los pescadores gaditanos o de la Guardia Civil "en aguas españolas".
España no reconoce a Reino Unido más aguas que las del interior del puerto de Gibraltar, ya que por el Tratado de Utrech de 1713 solo cedió a la Corona británica la ciudad y el castillo de Gibraltar, junto a su puerto, defensa y fortaleza, no así el istmo ni las aguas circundantes.
Londres arguye en cambio que, por la posterior Convención del Mar de Naciones Unidas, le corresponderían hasta 12 millas náuticas de mar territorial.