Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López avisa a sus antecesores de que las prisas "son malas consejeras" para clausurar el ciclo del terrorismo

El lehendakari, Patxi López, ha trasladado a sus antecesores en el cargo, con quienes se ha reunido para analizar la situación generada con el cese definitivo de las "acciones armadas" de ETA, la necesidad de no actuar con "prisas", ya que éstas "son malas consejeras para adoptar las medidas necesarias para clausurar con el mayor consenso político el ciclo terrorista en Euskadi".
La Presidencia del Gobierno vasco, a través de un comunicado, ha informado sobre los planteamientos que López ha trasladado a sus antecesores al frente del Gobierno autonómico: Carlos Garaikoetxea, José Antonio Ardanza y Juan José Ibarretxe.
Desde el Ejecutivo se ha destacado que este encuentro "representa la fortaleza y la continuidad del autogobierno vasco, que fue uno de los principales objetivos de la violencia terrorista". La reunión, tal y como se ha explicado desde la Presidencia del Gobierno vasco, respondía a un triple objetivo.
De esa forma, se trataba de analizar conjuntamente "las circunstancias que han alumbrado la oportunidad de la libertad plena en Euskadi", cambiar impresiones sobre las actuaciones que deban abordarse para que la convivencia y la concordia "se abran paso", y reconocer el trabajo y el compromiso de quienes han estado al frente del Gobierno vasco "en momentos muy difíciles".
El Ejecutivo ha manifestado que los tres lehendakaris "representan mejor que nadie la defensa" del autogobierno vasco "frente a las pretensiones totalitarias de ETA". Su trayectoria, tal y como se ha recordado, abarca diferentes épocas, "desde los inicios, en los que hubo que construir desde la nada las nuevas instituciones durante los 'años de plomo'", a épocas de "unidad antiterrorista" con el 'Pacto de Ajuria Enea', o la etapa de "esperanzas frustradas" para el final de ETA, que finalmente se ha "conseguido ahora".
El lehendakari ha destacado que "hay que actuar con serenidad e inteligencia". Según se ha indicado desde el Gobierno, ha explicado que "la sociedad vasca ha sabido aguantar y propiciar con paciencia este gran día, y las prisas son malas consejeras para adoptar las medidas que son necesarias para clausurar con el mayor consenso político el ciclo terrorista en Euskadi".