Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

López agradece al empresariado no haber "hincado" la rodilla ante ETA y dice que Euskadi competirá ahora en igualdad

Apuesta por "sumar fuerzas" para dar una "respuesta colectiva" a la crisis
El lehendakari, Patxi López, ha agradecido a los empresarios vascos su "sacrificio" y que no hayan "hincado la rodilla" ante ETA y ha afirmado que, sin la "mancha negra" de la banda armada, Euskadi va a poder "competir en igualdad de condiciones".
López ha realizado estas manifestaciones en el transcurso del acto de clausura del Congreso de Directivos CEDE, que ha estado presidido por el Príncipe de Asturias y en el que también han tomado parte el presidente de CEDE, Isidro Fainé, el secretario general de Innovación, Juan Tomás Hernani, el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, y el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna.
En su intervención, López ha señalado que, tras el anuncio de ETA de cese definitivo de su actividad armada, nos "mueve la esperanza de un nuevo tiempo de paz y libertad" y ha señalado que nos hemos logrado "desembarazar" de un "gran obstáculo" para la competitividad de Euskadi y su crecimiento porque la banda armada ha "condicionado el normal desarrollo económico", además de "crear muerte", romper familias y "polarizar" el debate político.
"AMENAZA TERRORISTA"
A su juicio, ha sido un "contaminante" de la vida política, social y económica y ha subrayado que todo ello lo saben "muy bien" los empresarios, que han sufrido "en sus carnes" la "amenaza" terrorista o el "ahogo" de encontrar una carta de extorsión.
En este sentido, ha indicado que, pese a ello, no se han "rendido" y no han "hincado la rodilla" ante ETA, que no les logró "arrancar" de Euskadi y han continuado con sus proyectos. Por ello, ha agradecido a los empresarios vascos que han "aguantado" y han continuado su labor en Euskadi.
López ha señalado que no sólo era una manera de "decir no a ETA" sino que suponía una "apuesta por este país". Por ello, en nombre de toda la sociedad vasca, ha querido agradecer a todos los empresarios que "no se rindieron" su "sacrificio". Asimismo, ha invitado a todos los que vienen de fuera a "invertir" en Euskadi.
El lehendakari ha manifestado que ahora que se ha acabado "con la mancha negra" de ETA, Euskadi podrá "competir en igualdad de condiciones" y "lo vamos a aprovechar".
Según ha indicado, ahora es momento de "sumar fuerzas" para dar una "respuesta colectiva" a la crisis. En su discurso, también ha agradecido la presencia de "tantas figuras del mundo de la empresa" en este Congreso y ha indicado que es "impagable" las experiencias y consecuencias que se han podido extraer estos días, en los que se ha debatido sobre las claves para el crecimiento.
En este sentido, ha subrayado que en Euskadi se están tomando medidas para "adaptarnos" a las transformaciones económicas, democráticas y sociales.
Según ha manifestado, Euskadi, como el conjunto de España, atraviesa "dificultades", pero ha subrayado que algunas empresas ya han salido de la crisis y la tasa de paro es la mitad que la española, aunque no se ha conseguido parar esta "sangría". También ha destacado que en Euskadi ha "líderes" en algunos sectores tradicionales y en otros de futuro.
A su juicio, todo ello ha sido posible gracias a una fiscalidad "diferente y sensiblemente mejor", a una estructura productiva menos dependiente de la Construcción, a un tejido productivo "volcado en el exterior" o a un "enorme apego" por la calidad y el esfuerzo.
FAINÉ
Por su parte, el presidente de CEDE y presidente de Caixa, Isidro Fainé, ha manifestado su satisfacción por el desarrollo del Congreso y ha señalado que, tras reflexionar sobre el papel del directivo, ahora hay que saberlo "traducir" a las empresas.
En este sentido, ha reflexionado sobre las pautas necesarias, a su juicio, para volver a la senda del crecimiento, y, entre ellas, ha citado, en primer lugar, la de orientar las empresas hacia el exterior, algo que, a su juicio, no es una "misión imposible". Según ha manifestado, para las empresas del IBEX el mercado internacional supone dos tercios de su negocio y las pymes también "han mejorado su actuación".
En este sentido, ha asegurado que hay que "atreverse" a ir al exterior porque hay "oportunidades". También ha destacado la importancia de identificar nuevas oportunidades de mercados, de que las empresas se focalicen en el cliente y de construir organizaciones capaces de crecer con el conocimiento, que debe ser el "centro" de toda actividad empresarial.
Por otra parte, ha recomendado mejorar el binomio calidad-precio, reducir la "estructuras" que se crearon en la década pasada y racionalizar costes.
A su juicio, estamos en "momentos de determinación" en los que es "imprescindible" que el directivo ejerza "liderazgo". También ha dicho que hay que dedicar tiempo a los representantes sindicales que buscan "empresas justas". Por último, ha apuntado como retos la consolidación fiscal, la liberalización del mercado de trabajo, una nueva política energética o concluir con el proceso de desapalancamiento del sector privado y financiero.
Por su parte, el diputado general de Vizcaya, José Luis Bilbao, ha indicado que en los actuales tiempos "convulsos", además de hablar de optimitización, de recursos o de criterios, hay que citar a las personas que "lo pasan mal", de los que se "quedan sin empleo" y está "en juego su dignidad".
A su juicio, es algo que "nunca debemos olvidar" porque los números y los balances son "fríos". Bilbao ha añadido que también es un "reto", aprovechar las "oportunidades" que traen consigo un "tiempo convulso" y se ha mostrado convencido de que "saldremos de esta". Bilbao ha indicado, por último, que si Euskadi es "un país que merecía la pena disfrutar", ahora con el "fin de la actividad terrorista "mucho más".
Por su parte, el alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, ha señalado que hacen falta "buenos directivos y buenos emprendedores" en una situación que ha calificado de "complicada". A su juicio, no es momento de "salir del paso" sino de pensar en el futuro. En este sentido, ha señalado que la prudencia es "más importante que nunca" y también el "sacrificio" de todos.
Además, ha destacado el "anuncio importante" realizado por ETA pero ha asegurado que espera "el definitivo". "Hemos esperado mucho tiempo, hemos aguantado miedo, sufrimiento, angustia y, sobre todo, la demostración palpable de la inutilidad de la lucha armada", ha asegurado. Asimismo, ha querido aprovechar para "homenajear" al empresariado por haber "resistido lo indecible" y que, a su juicio, ha sido "clave" en el progreso de Euskadi.